Península de Taimyr


La península de Taimyr (en ruso, Полуостров Таймыр, Таймырский полуостров) es una gran península de Rusia, ubicada en la zona de Siberia, que forma la parte más septentrional del continente asiático. Se encuentra delimitada por las aguas del golfo del Yeniséi, al oeste; las del mar de Kara, al norte; y las del golfo de Játanga del mar de Láptev, al este; al sur, su límite continental está formado por el curso del río Játanga.

La península es último lugar natural conocido donde habitó el buey almizclero fuera de América del Norte.[2]​Fueron reintroducidos con éxito en 1975.[3]

En la península discurren algunos ríos importantes que desaguan directamente al mar de Kara, como el río Taimyr o el río Piásina.

La ubicación aislada del pueblo nganasán le ha permitido mantener las prácticas chamánicas, incluso hasta el siglo XX.[4]

La compañía MMC Norilsk Nickel lleva a cabo operaciones mineras en la zona, con una fundición en la ciudad de Norilsk, cerca de la península. El concentrado de mineral de níquel y otros productos de la compañía son transportados en un corto ferrocarril a la ciudad portuaria de Dudinka, a orillas del río Yeniséi, y desde allí por barco hacia Múrmansk y otros puertos.

En el norte de Siberia, la fauna y la flora tienen solamente un periodo de dos meses al año para garantizar su reproducción. Cada verano, el sol de medianoche junta multitudes de especies. Los renos emigran y se codean con millares de osos polares y focas. A su vez, aves de Europa, África y Asia van a Taimyr, la mayor concentración de aves salvajes del mundo.


Buey azmilclero, reintroducido en Siberia en 1975.
Paisaje típico de la península, de tipo tundra con numerosos lagos pequeños
La expedición a la península de Taimyr en dos barcos y aerodeslizadores Hivus-10 de abril de 2013