Pescado


El término pescado se refiere a los peces extraídos de su hábitat para servir como alimento[1]​. Estos peces pueden ser pescados en el aguaocéanos, mares, ríos, lagos—, pero también pueden ser criados mediante técnicas de acuicultura. En concordancia con los distintos tipos de peces, se obtienen distintos tipos de pescado. El término se aplica simplemente a los peces, de ahí la palabra pescado, y desde la caída del Imperio romano hasta los inicios de la Edad Moderna se aplicaba incluso a ciertas aves acuáticas como los patos, los gansos y las barnaclas, que eran comidos en cuaresma, cuando no se podía comer otra carne que la de pescados y mariscos ya que, por una leyenda atribuida a las barnaclas, que las consideraba una metamorfosis de ciertos bivalvos, se clasificaba a estas aves como pescado.

El pescado blanco es el que tiene un bajo contenido en grasas, aproximadamente 2% de su peso en grasa (lenguado, merluza, rodaballo, abadejo, etcétera).[cita requerida]

El pescado azul tiene un contenido en grasa superior al 5 % (anchoa, bonito, caballa, salmón,[2]sardina, atún, etc.). Es una fuente natural de ácidos grasos omega-3, un ácido graso esencial.

Son los que tienen como característica que, naciendo con la forma típica de un pez, van variando esta hasta hacerse planos, para poder vivir en el fondo. De aquí que tengan los dos ojos en el mismo lado de la cara, la boca torcida y las aletas pectorales una encima de otra. En estos peces se denomina lado ciego el que tienen en contacto con el fondo. Al ser peces que viven en profundidades muy pequeñas, son muy aptos para criarse en piscifactorías. Son ejemplos de estos el lenguado, el rodaballo y el gallo.

El pescado demersal es aquel que, por oposición al pelágico, viven en las proximidades del fondo. Algunos autores lo llaman nectobentónico. (Nectobentos: organismos bénticos que viven en la proximidad, pero no sobre ni dentro del fondo marino).

Los pueblos andinos prehispánicos supieron utilizar los residuos del pescado (huesos, escamas, aletas, cabezas etc.) como excelentes abonos orgánicos.
La piel del pescado ha sido utilizada por los pueblos aborígenes del litoral siberiano para confeccionar ropas, las espinas de pescado han sido utilizadas por los seres humanos prehistóricos y por los pueblos hasta hace poco llamados "primitivos" (por ejemplo los inuit) para confeccionar artefactos, en especial agujas de coser. La grasa de pescado muchas veces se ha utilizado como una cola o pegamento. La piel muy áspera de los escualos ha sido utilizada para confeccionar lijas hasta fechas muy recientes.


Pescado dispuesto para su venta en un bazar de Odesa.
Pescados y mariscos en la sección pescadería de un supermercado de Ankara.
Diversos pescados.
Filete de atún aleta amarilla, en Costa Rica.
Pescado asado
Pescado fresco
Conservación y venta de pescado en un mercado especializado, Londres.
Venta de pescado.