Plenilunio


El plenilunio o luna llena es una fase lunar que sucede cuando nuestro planeta se encuentra situado entre el Sol y la Luna, casi alineados. En ese momento, el ángulo de elongación o de fase del satélite es de 180º y la iluminación es del 100 %.

El hemisferio visible de la Luna alcanza su mayor iluminación, y no es posible distinguir con detalle los cráteres de su superficie debido a la ausencia de sombras, aunque es el momento ideal para la observación de los rayos de algún cráter radiado. Esta fase sucede a los 14 días aproximadamente del novilunio. En este momento, la Luna alcanza una magnitud aparente de -12,55.[cita requerida]

Esta fase lunar es visible durante toda la noche, ya que su orto se produce en el momento de la puesta del Sol, y su ocaso se produce durante la salida del Sol. En esta fase, se pueden producir eclipses de Luna. La Luna refleja la luz del Sol a la Tierra con la totalidad de su cara visible, por lo que se puede observar completamente circular y con una gran luminosidad. Ocurre cada 29 días, cuando se completa el ciclo lunar.[cita requerida]

A pesar de que la Luna completa su órbita alrededor de la Tierra en solo 27,322 días (el mes sideral), como consecuencia del movimiento orbital de la Tierra alrededor del Sol, esta necesita cerca de dos días más hasta que la Tierra, la Luna y el Sol adquieren la misma geometría equidistante. En término medio, el número de días entre dos fases lunares similares (p.e., entre una luna llena y la siguiente) es de 29,531 días. Este periodo se denomina lunación, mes lunar, o mes sinódico. El número real de días en un mes lunar puede variar entre 29,272 y 29,833, porque la velocidad de la Luna y La Tierra no son constantes en sus órbitas elípticas, y porque interactúan gravitatoriamente con otros cuerpos del sistema solar.[1][2]

Esto es un tanto engañoso, ya que la Luna vista desde la Tierra se encuentra cada vez más grande o más pequeña. Su tamaño máximo sucede en el momento en que la expansión se detiene, y cuando en la gráfica su inclinación de la tangente es cero. En cualquier lugar, sobre la mitad de este máximo absoluto, la luna llena será potencialmente visible, como la otra mitad durante el día, cuando la luna llena esté detrás del horizonte. Muchos almanaques no solo listan la luna llena por fecha, sino también por su tiempo exacto (normalmente en GMT). Los típicos calendarios mensuales que incluyen las fases de la Luna pueden presentar datos diferentes por la zona horaria.

Las lunas llenas están tradicionalmente asociadas con insomnio temporal, demencia (de ahí vocablos como «lunático») y varios fenómenos mágicos como la licantropía. No se han encontrado pruebas sólidas de los efectos sobre el comportamiento humano en el tiempo en que transcurre una luna llena,[3]​ ya que los estudios por lo general no resultan coherentes, mostrando algunos un efecto positivo y otros un efecto negativo.


FullMoon2010.jpg
La superluna del 14 de noviembre de 2016 estaba a 356 511 kilómetros (221 526 mi) del centro de la Tierra, la más cercana desde 1948. No estará más cerca hasta 2034.
Fotografía de la Luna llena vista a través de un telescopio Schmidt-Cassegrain de 9,25 pulgadas (235 mm). La Luna estaba cerca de su mayor latitud eclíptica del norte, por lo que los cráteres meridionales son especialmente prominentes.
Fotografía de la Luna llena durante el eclipse total de Luna del 28 de septiembre de 2015.
Una luna de la cosecha. Su color naranja se debe a su cercanía al horizonte, en lugar de ser único para cosechar las lunas.[6]
Luna vista desde la playa Carrasco, Montevideo, Uruguay
Luna del Venado de 2019.