Poema


Un poema (del latín poema, y este del griego ποίημα, «creación»)[1]​ es una obra de poesía normalmente en verso,[2]​ esté o no sujeto a los recursos poéticos clásicos de la métrica, el ritmo y la rima.

También hay poemas en prosa (prosa poética, poema en prosa). Un poema largo puede dividirse en «cantos», y uno breve en estrofas y soneto. Un conjunto de poemas es un poemario (libro de poemas o recopilación de poemas). Es muy habitual hacer antologías de poemas[3]​ y competencias de poemas (juegos florales).

Joachim du Bellay, en Défensa et illustratcion de la lengua francesa (Defensa e ilustración de la lengua francesa, 1549), define el poema con una «ouvrage en vers d'une assez grande étendue» (‘’obra en verso de una extensión bastante grande’’).

El poema sinfónico es una composición musical para orquesta, de forma libre y desarrollo sugerido por una idea poética u obra literaria.[4]

Sinónimo de «canto» (Canto general de Pablo Neruda), «cántico» (Cántico de las criaturas de San Francisco de Asís, Cántico espiritual de San Juan de la Cruz, Cántico de Jorge Guillén), «canción» (Canción sobre el asfalto de Rafael Morales),[5]​ «cantar» (el Cantar de los Cantares bíblico, los cantares de gesta medievales, los de ciegos, los de trabajo -de siega, de trilla, de siembra, de vendimia-)[6]​ o del carmen latino (Carmen Campidoctoris, Carmina Burana), se ha venido identificando al poema con la poesía lírica (teóricamente la más musical, que se cantaba acompañada de los sones de una lira, y en la que el poeta expresa sentimientos),[7]​ aunque obviamente hay poemas de poesía épica (narrativa, como el Génesis, la Ilíada, el Ramayana, la Eneida, el Cantar de Mio Cid, Os Lusiadas o El paraíso perdido) y teatral o escénica (la destinada al teatro -tragedia, comedia o drama-, tanto si es la totalidad de una obra en verso -la mayor parte del teatro clásico[8]​ antiguo[9]​ y moderno-[10]​ como si es solo alguna parte de la obra que se populariza por sí sola -el shakesperiano monólogo de Hamlet,[11]​ el Soneto de repente de Lope de Vega,[12]​ la seducción de doña Inés en el Don Juan Tenorio de Zorrilla-).[13]​ En realidad, podría identificarse el poema, en cuanto obra de poesía, y esta en cuanto poiesis («creación»), con cualquier composición literaria concebida como expresión artística de la belleza por medio de la palabra.

Los subgéneros principales del poema lírico son el himno u oda, la elegía y la sátira. El himno y la oda expresan sentimientos positivos, de alegría y celebración; por eso solían celebrar victorias. La elegía, por el contrario, expresa sentimientos negativos, de tristeza o lamento; por eso se empleaba como molde para expresar pérdidas de cualquier tipo que afectaban al equilibrio psíquico del poeta (muertes, desengaños amorosos, etc.) La sátira, por su parte, formula también sentimientos básicos, como la indignación, la burla o el desprecio ante algo que va contra la virtud o la moral social.


Poema Noch, ulica, fonar, apteka, de Aleksandr Blok, en un muro de Leiden (Países Bajos).