Filosofía posmoderna


La filosofía posmoderna o posmodernismo[1][2]​ es una corriente filosófica que asume que se han sobrepasado las ideas que han caracterizado a la modernidad y a la Ilustración. La filosofía posmoderna surgió sobre todo en los años 1960, especialmente en Francia (lo que los estadounidenses denominaron con el nombre de French theory[3]​). Este nombre agrupa pensamientos que desarrollan una fuerte crítica a la tradición y la racionalidad propias de la Modernidad occidental. La filosofía posmoderna propone nuevas formas de cuestionar y leer los textos y la historia, influenciada sobre todo por el marxismo, las críticas de Kierkegaard y Nietzsche a la racionalidad, la fenomenología de Husserl y Heidegger, el existencialismo de Sartre, el psicoanálisis de Freud y Lacan y el estructuralismo de Lévi-Strauss, así como por la lingüística y la crítica literaria.[4]​ El término fue popularizado sobre todo por Lyotard en su obra La condición posmoderna.

Se incluyen detrás de esta denominación filósofos como Foucault, Derrida o Deleuze,[5]​ así como Althusser, Castoriadis, Lyotard, Baudrillard, Guattari, Irigaray, Badiou, Nancy o Kristeva en Francia; Feyerabend, Cavell, Rorty, Jameson, Butler en los Estados Unidos; Vattimo, Perniola o Agamben en Italia; Sloterdijk en Alemania o Žižek en Eslovenia, así como muchos otros. Mantienen en común una postura de crítica, desconfianza y libertad e incluso ruptura con las tradiciones ideológicas de la modernidad occidental. Sin embargo, tanto la unidad de estos pensamientos como el nombre con el que se agrupan plantean numerosos desacuerdos.

La filosofía posmoderna agrupa a un conjunto de estudios críticos realizados entre los años 1950 y los años 1970 y años 1980. Respecto a la filosofía moderna y sus tendencias universalistas y racionalistas, la filosofía posmoderna o bien rechaza estas tendencias o bien pretende tomar distancia de ellas para poder llevar a cabo un mejor análisis de las mismas. Sus trabajos, a su vez, heredan conceptos de los pensadores de la sospecha de finales del siglo XIX y principios del siglo XX: Karl Marx, Friedrich Nietzsche y Sigmund Freud.[6]​ Asimismo, la filosofía posmoderna se despliega en otros trabajos del existencialismo, postestructuralismo, la deconstrucción, el multiculturalismo y parte de la teoría de la literatura. Además, se muestra especialmente escéptica con el desarrollo tradicional del discurso de la filosofía, la literatura, la política, las ciencias, etc.

La idea de una filosofía posmoderna tomó cuerpo especialmente en los Estados Unidos, debido a cierta lectura de algunos autores franceses cuyas ideas principales fueron aglutinadas bajo el término French theory (Teoría francesa).[3]


La filosofía posmoderna rompe con los principales elementos de la Modernidad que se inauguran con el filósofo francés René Descartes.
El filósofo alemán Friedrich Nietzsche es reconocido como uno de los principales precursores de la filosofía posmoderna.
Con su libro La condición posmoderna, Lyotard dio cuerpo a la filosofía posmoderna.
Donna Haraway es una de las principales figuras de la filosofía posmoderna estadounidense.
Jean Baudrillard es uno de los más destacados filósofos del ámbito de la posmodernidad.