Prehistoria


La prehistoria (del latín præ-, «antes de», y de historia, «historia, investigación, noticia», este último un préstamo del griego ιστορία) es, según la definición tradicional, el período de tiempo transcurrido desde la aparición de los primeros homininos, antecesores del Homo sapiens, hasta que tenemos constancia de la existencia de documentos escritos,[1]​ algo que ocurrió en primer lugar en el Oriente Próximo hacia el 3300 a. C., y posteriormente en el resto del planeta.[2]​ No obstante, en su acepción clásica, se vincula con una prehistoria ligada a la historia natural. Según otros autores, la prehistoria terminaría en algunas regiones del mundo antes, con la aparición de las sociedades complejas que dieron lugar a los primeros estados y civilizaciones.

Según las nuevas interpretaciones de la ciencia histórica, la prehistoria es un término carente de significado real en el sentido que fue entendido durante generaciones. Si se considera a la Historia, tomando la definición de Marc Bloch, como el «acontecer humano en el tiempo», todo es Historia existiendo el ser humano, y la prehistoria podría, forzadamente, solo entenderse como el estudio de la vida antes de la aparición del primer homínido en la tierra. Desde el punto de vista cronológico, sus límites están lejos de ser claros, pues ni la llegada del ser humano ni la invención de la escritura tienen lugar al mismo tiempo en todas las zonas del planeta.

Por otra parte, hay quienes defienden una definición de esta fase o, al menos, su separación de la Historia Antigua, en virtud de criterios económicos y sociales en lugar de cronológicos, pues estos son más particularizadores (es decir, más ideográficos) y aquellos, más generalizadores y por tanto, más susceptibles de proporcionar una visión científica.

En ese sentido, el fin de la prehistoria y el inicio de la historia lo marcaría una estructuración creciente de la sociedad que provocaría una modificación sustancial del hábitat, su aglomeración en ciudades, una socialización avanzada, su jerarquización, la aparición de estructuras administrativas, de la moneda y el incremento de los intercambios comerciales de larga distancia. Así, no sería muy correcto estudiar dentro del ámbito de la prehistoria sociedades de carácter totalmente urbano como los incas y mexicas en América, el Imperio de Ghana y el Gran Zimbabue en África o los jeméres en el sudeste asiático, que solamente son identificados con este período por la ausencia de textos escritos que de ellos tenemos[3]​ (los mayas han entrado hace muy poco plenamente en la Historia al haberse descifrado sus glifos, que tienen valor fonético, por lo que forman un sistema completo de escritura).[4]

Se considera un campo académico o especialidad muy ligada a la Arqueología, la Paleontología y la geología histórica.


Mapamundi de las migraciones de Homo sapiens, con el polo norte como centro. Los patrones de migración están basados en estudios del ADN mitocondrial (matrilinear). Los números representan miles de años. África es el punto de partida, leyéndose desde la parte superior izquierda hasta América del Sur en el extremo derecho.
Estado social y tecnológico del mundo, hacia 1000 a. C.      Cazadores-recolectores      Pastores nómadas      Sociedades agrícolas simples      Sociedades agrícolas complejas/jefaturas      Estados      Deshabitado
La garganta de Olduvai 2011.
Escultura nigeriana del siglo XVI.
Cráneo tipo Mechta el-Arbi, con avulsión de incisivos.
Principales yacimientos del Iberomaurisiense y del Capsiense en el Magreb.
Figurilla protodinástica de Maadi.
Líbico representado en una tumba egipcia.
Inscripciones en alfabeto líbico de la cueva de Tafira (Argelia).
El Creciente Fértil.
Estatua de Kurlil, procedente de las inmediaciones del templo de Ninhursag en El Obeid (dinastías arcaicas).
Cráneo del denominado "Hombre de Pekín", un Homo erectus.
Figurilla femenina correspondiente a la cultura del valle del Indo (hacia 2500-1900 a. C.).
Excavación del yacimiento de Gran Dolina en Atapuerca. En el nivel TD-10, que se observa donde se encuentra el mayor grupo de excavadores, aparecieron herramientas del Paleolítico medio. El nivel inferior, situado debajo de los andamios, es TD-6, donde se han encontrado herramientas del Paleolítico inferior.
El Neolítico en Europa.
Menhir de
Saint-Macaire (Francia).
El dolmen de Axeitos, en Galicia.
Alineamiento de menhires en Carnac, Francia.
Expansión del Vaso Campaniforme.
III milenio a. C.:
Hallazgos campaniformes centroeuropeos.
Vaso campaniforme ibérico (Tipo Ciempozuelos) del 2º milenio
Hachas planas de bronce.
Enterramiento en cista típico de la primera fase de la cultura de El Argar (Almería).
Armas típicas del Bronce Medio de la Cultura de los Túmulos: espada de lengüeta, punta de lanza tubular y hacha de talón.
Torques de Tara.
Armas propias de la cultura de los campos de urnas
Tumba de la cultura de los campos de urnas.
Piezas de bronce recuperadas de un escondrijo en el sur de Inglaterra.
Estela del Castro de Solana de Cabañas, en Logrosán (Cáceres).
Líneas hipotéticas que representan la entrada en la Historia de las regiones mediterráneas.
Punta de lanza tipo Clovis en Nuevo México (Estados Unidos).
Hueso Sacro de Tequixquiac hallado en México.
Amerindio Hupa.