Primer gobierno de Hugo Chávez


La primera presidencia de Hugo Chávez se inicia tras las elecciones presidenciales de 1998 en la que resultó ganador. Chávez asumió el poder el 2 de febrero de 1999. El 17 de enero de ese año había visitado nuevamente Cuba. Juró sobre la Constitución de 1961 («...juro sobre esta moribunda constitución...»). Después del acto en el Capitolio Federal, sede del Congreso de la República se dirigió al Palacio de Miraflores acompañado por un grupo de simpatizantes. Desde allí decretó la activación del «Poder Constituyente». También ocurrió la Emergencia en la Corte Suprema de Justicia y la tragedia de Vargas en este primer año.

El 27 de febrero de 1999, fue lanzado el Plan Bolívar 2000 la primera de las Misiones Bolivarianas. El programa incluyó a alrededor de 40 000 soldados venezolanos que se involucraron en actividades en contra de la pobreza, como jornadas masivas de vacunación. Con esto, Chávez quería enviar el mensaje de que los militares no eran una fuerza de represión popular, sino una de desarrollo y de seguridad. A pesar del aparente éxito diversos escándalos afectaron el programa debido a que hubo cantidades significativas de dinero que fueron desviadas. Este fue el primer gran escándalo de corrupción del gobierno.

El 25 de abril de ese año se celebra un referéndum, que fue aprobado por más del 81% de la votación estuvieron de acuerdo en convocar una Asamblea Constituyente y con una abstención del 62,35%. El 23 de mayo inicia su programa televisivo «Aló Presidente».[1]​​ El 25 de julio se realizan las elecciones para los integrantes de la Asamblea Nacional Constituyente. El Polo Patriótico obtuvo 121 escaños mientras que la oposición sólo obtuvo 7. El 3 de agosto, dicha Asamblea inicia sus sesiones; entre sus integrantes se encuentra su esposa, la primera dama Marisabel Rodríguez.

El 17 de agosto, la Asamblea Nacional Constituyente declara en Emergencia la Corte Suprema de Justicia y creó una comisión encargada de investigar el desempeño de los magistrados de la CSJ, del Consejo de la Judicatura, y se expuso aproximadamente a 1200 jueces nacionales, antes de proceder a su despido. La presidenta de la Corte Suprema de Justicia de Venezuela, Cecilia Sosa, renuncia a su cargo y denuncia el fin del Estado de Derecho.[2]​ Así comienza la disolución de la Corte Suprema de Justicia de Venezuela. El 20 de noviembre la Asamblea termina el proyecto de la Constitución de Venezuela de 1999. El 15 de diciembre se realizó el referéndum. El 70% de los sufragantes aprobó la nueva Constitución con un 55.62% de abstención lo que se dio inicio a la nueva constitución.[3]

«Juro delante de Dios, de la Patria y de mi pueblo que sobre esta moribunda Constitución haré cumplir e impulsaré las transformaciones democráticas necesarias para que la República tenga una Carta Magna adecuada a los nuevos tiempos».[4]​ -Hugo Chávez