Prusia


Prusia (en alemán, Preußen, pronunciado /ˈpʁɔɪ̯sn̩/ ( escuchar); en prusiano, Prūsija; en latín, Borussia o Prutenia) fue un Estado del mar Báltico entre Pomerania, Polonia y Lituania que existió desde finales de la Edad Media. Después de 1701, su nombre se extendió a un estado más grande surgido de Brandeburgo-Prusia, que finalmente abarcó casi toda Alemania del norte, y existió hasta su abolición al final de la Segunda Guerra Mundial. Como la segunda superpotencia alemana, Prusia jugó un papel importante en el concierto europeo de potencias desde el siglo XVIII y fue un destacado centro de la Ilustración. Inició progresivas reformas en el siglo XIX y finalmente se convirtió en la fuerza impulsora detrás de la fundación del estado nación alemán.[1]

Originalmente, el nombre Prusia solo se refería al núcleo del estado de la Orden Teutónica en la antigua área tribal de los prusios, un pueblo báltico occidental, y los territorios que surgieron fuera del Sacro Imperio Romano Germánico. Después de que el elector Hohenzollern de Brandeburgo —como Duque de Prusia en 1701— asumiera el título de Rey en Prusia, la designación general del Reino de Prusia se convirtió en la norma para todas las posesiones de su casa dentro y fuera del imperio.[2]

De ser un estado miembro de la Confederación Alemana desde 1815, el Reino de Prusia se convirtió en el poder supremo de la Confederación Alemana del Norte en 1866 y el del Imperio Alemán en 1871. En 1918, se transformó en el Estado Libre Republicano de Prusia, considerado el "baluarte de la democracia" en la República de Weimar.[3]​ Sin embargo, después del Golpe de Estado de Prusia en 1932 y el Gleichschaltung durante la era nacionalsocialista, el Estado libre perdió su autonomía. Finalmente en 1947, el Consejo de Control Aliado declaró la disolución de jure de Prusia.[4]

Desde 2004, todos los territorios que una vez pertenecieron a Prusia —a excepción de Kaliningrado— forman parte de la Unión Europea (UE).[5]

El nombre de Prusia (en alemán Preußen) tiene su origen en los prusios, pueblos de procedencia báltica que fueron sometidos por la Orden Teutónica en el siglo XIII, lo que más tarde daría lugar al Ducado de Prusia en 1525.

El Reino de Prusia posterior se desarrolló esencialmente en dos partes del país, ambos gobernados por príncipes de la Casa de Hohenzollern del Margraviato de Brandeburgo, que pertenecía a los siete principados electorales del Sacro Imperio Romano, y del Ducado de Prusia, que a su vez provenía del estado de la orden teutónica.[6]


Federico Guillermo y su esposa Luisa Enriqueta de Orange-Nassau.
El gran elector en la batalla de Fehrbellin, 1675.
Edicto de Potsdam, 1685.
El Elector Federico III se coronó rey Federico I en Prusia, Königsberg.
((Tabakskollegium de Federico Guillermo I de Prusia (1736).
Voltaire en Sanssouci, el palacio de Federico II el Grande.
La reina Luisa de Mecklemburgo-Strelitz (1776-1810), esposa de Federico Guillermo III, venerada por el pueblo. y madre de Kaiser Guillermo I.
La caballería prusiana Landwehr en las Guerras de Liberación.
Revolucionarios en la lucha de la barricada en Berlín, 18 de marzo de 1848.
Disolución violenta de la Asamblea Nacional Prusiana.
Caricatura de Federico Guillermo IV jugando indeciso con la corona imperial que le había ofrecido la Asamblea de Fráncfort.
Bismarck, Roon, y Von Moltke.
Guillermo I en 1867.
Expansión prusiana de 1807 a 1871:      Prusia tras el Tratado de Tilsit (1807)     Territorios ganados o recuperados en 1815.     Territorios obtenidos tras las guerras con Dinamarca y Austria (1865-1866).
Estandarte del rey (1871-1918).
Estados federados de la República de Weimar. Prusia en color celeste.
Localización y límites del "Corredor polaco".
Frontón sobre la entrada principal del edificio del Reichstag.
Desde los años 2010 se está levantando el Palacio Real de Berlín, bajo el concepto de la reconstrucción crítica.
Bandera de los Caballeros Teutónicos con el águila imperial (1410).
Escudo del Reino de Prusia.