Río Caroní


El río Caroní es el segundo río más importante de Venezuela, con una longitud de 952 km. Nace en el tepuy Kukenán con el nombre de río Kukenán, y termina en su confluencia con el río Orinoco, a cuya cuenca pertenece.

El nombre de Caroní comienza a emplearse a partir de la confluencia del río Kukenán y el río Yuruaní, a 182 km del nacimiento del Kukenán y a 770 km de su desembocadura en el río Orinoco.

Se encuentra localizado al sur de Venezuela, en el estado Bolívar siendo el principal afluente del río Orinoco en cuanto a caudal se refiere. La cuenca superior del Caroní está localizada en la Gran Sabana (parque nacional Canaima), en la Guayana Venezolana, cerca de la frontera con el Brasil.

El río Caroní es unos de los ríos más caudalosos del mundo, en comparación con la extensión de su cuenca. Su caudal promedio ronda los 4850 metros cúbicos por segundo, teniendo variaciones en el caudal debido a los cambios de temporada de lluviosa a seca. Su caudal promedio máximo es de 6260 m³/s y mínimo de 3570 m³/s, donde los extremos históricos registrados llegan a 17 576 m³/s y 188 m³/s. El río Caroní aporta alrededor del 15.5 % del caudal total del río Orinoco. Una característica de sus aguas es el color oscuro debido a los altos niveles de ácido húmico de la descomposición incompleta del contenido fenólico de la vegetación.

En el curso del río se encuentra La Estrechura del Caroní, un peculiar fenómeno fluvial debido al represamiento de sus aguas cuando pasan atravesando un estrato de arenisca de la margen derecha a un nivel inferior del propio río. La anchura de dicho paso es de apenas unos 70 m, lo que explica su gran profundidad y la velocidad que alcanzan sus aguas en este punto. Una excelente ubicación para una central hidroeléctrica de grandes proporciones que, desafortunadamente, se ha visto afectada su viabilidad en años recientes por la minería antiecológica del oro, como podría verse en la imagen de Google maps ([1]) si se disminuye la escala de la misma, hacia la margen izquierda del río.