Río Connecticut


El río Connecticut (en inglés: 'Connecticut River') es un río de la vertiente Atlántica de los Estados Unidos, el río más grande de la región de Nueva Inglaterra. Fluye hacia el sur desde los lagos Connecticut, en el norte de Nuevo Hampshire, a lo largo de la frontera entre Nuevo Hampshire y Vermont, a través del oeste de Massachusetts y el centro de Connecticut, hasta el estuario de Long Island Sound, en Old Saybrook, Connecticut. Esto supone una longitud total de 640 kilómetros, y una cuenca hidrográfica de 29 138 km². Tiene un caudal medio de 521 m³/s, y la descarga media de agua dulce en el estuario de Long Island Sound es de 588 m³/s. El río es navegable hasta la ciudad de Windsor Locks (Connecticut), aproximadamente a 100 km de la desembocadura. El nacimiento del río Connecticut es el Cuarto Lago Connecticut en Nuevo Hampshire. Algunos de sus afluentes son los ríos Ashuelot, West, Miller's, Mill, Deerfield, White, y Chicopee. (El Swift River, un afluente del Chicopee, ha sido reemplazado en gran parte por el Embalse Quabbin que proporciona agua a Boston.)

El río lleva una gran cantidad de cieno, sobre todo durante el deshielo de la nieve en primavera en el lejano norte en Quebec. La gran concentración de légamo forma en su desembocadura una gran barrera de arena, cerca del Long Island Sound, que históricamente ha supuesto un gran obstáculo para la navegación. Esa dificultad de navegación es la principal razón de que sea uno de los pocos grandes ríos de la región que no tiene una ciudad importante cerca de su desembocadura. El estuario del río de Connecticut y su complejo de pantanos figuran como uno de los 1.616 pantanos de importancia internacional bajo la Convención Ramsar (tratado internacional de conservación de los humedales).

El 11 de septiembre de 1997 el presidente Bill Clinton designó este río como uno de los catorce que integran el sistema de ríos del patrimonio estadounidense.

El nombre del río es la corrupción francesa de la palabra algonquina quinetucket, que significa «río de grandes mareas». El primer europeo en ver el río fue el explorador neerlandés Adriaen Block en 1614. Como resultado de esta exploración, los neerlandeses llamaron al río Connecticut «el río Fresco» y fue el límite noreste de la colonia de Nueva Holanda. En 1623, los neerlandeses construyeron un puesto comercial fortificado llamado Fort Huys de Goede Hoop en el lugar que posteriormente crecería hasta convertirse en el actual Hartford, Connecticut.


View from Mount Holyoke, Northampton, Massachusetts, after a Thunderstorm—The Oxbow, 1836, por Thomas Cole.
Río Connecticut visto desde el Castillo Gillette
Cerca del Primer Lago Connecticut