Río Ripoll


El río Ripoll es un río del nordeste de la península ibérica que discurre por la depresión prelitoral catalana, en el Vallés Occidental. Es un afluente del río Besós.

El Ripoll nace en el soto del Galí, en la sierra de Granera, en el municipio de San Lorenzo Savall a 640 metros de altitud. Se dirige hacia el sur a través de las sierras de El Farell y Sant Llorenç del Munt, pasa por Castellar del Vallés, Sabadell, Barberá del Vallés, Ripollet, Sardañola del Vallés y Moncada y Reixach, donde se une al Besós.

La longitud del curso principal del río es de 39,2 km y la totalidad de los afluentes tienen un recorrido de 181,5 km.

A mediados del siglo X, se construyeron acequias que aún contribuyen al riego de diversos huertos. Poco tiempo después hay datados los primeros documentos en que se mencionan la construcción de molinos de harina. Estos molinos fueron reconvertiéndose hasta que se utilizaron para la fabricación de papel, industria que predominaba en el río durante el siglo XVIII.

Durante el siglo XX hubo un gran auge de las empresas textiles en el Vallés Occidental surgiendo una gran cantidad de grandes empresas dedicadas al textil y a los tintes de telas en el margen del río durante todo su recorrido. Este hecho significó una gran afluencia de inmigrantes a las poblaciones que atraviesa el río.

Durante las oleadas migratorias de las décadas de 1940 y 1950 se construyeron rápidamente barrios enteros en la orilla del río. El 25 de septiembre de 1962 el Ripoll, un río con un caudal escaso, creció entre cuatro y seis metros, llevándose todo lo que encontraba en su camino por delante en las denominadas riadas del Vallés. Aquel trágico día, cayó una lluvia breve, pero muy intensa, registrando unos 225 l/m² de agua en un río sin encauzar, con puentes estrechos en cuyos ojos se iban acumulando piedras, árboles, coches y amasijos de hierro. Todo sucedió durante la noche y desaparecieron barrios enteros dejando un balance de un millar de muertos contando las víctimas de todo el Vallés Occidental.


El río Ripoll a la altura de Sabadell después de una lluvia torrencial en 2005.