Real de a ocho


El real de a ocho, peso de ocho, peso fuerte o peso duro, conocido en el mundo anglosajón como dólar español (en inglés: piece of eight) o Carolus (en latín: Carlos),[1]​ es una moneda de plata con valor de ocho reales acuñada por la monarquía católica después de la reforma monetaria de 1497 que estableció el real español. Gracias al amplio uso que tuvo a finales del siglo XVIII en Europa, toda América y el extremo Oriente, se convirtió en la primera divisa de uso mundial. Fue la primera moneda de curso legal en los Estados Unidos hasta que una ley de 1857 desautorizó su uso. Muchas monedas actuales tomaron sus respectivas denominaciones del real de a 8, tales como el dólar, el yuan o el peso.[2]

Actualmente el término «peso» se usa todavía en ocasiones para referirse al histórico real de a 8. Esto se debe a que los pesos tenían un peso y diámetro similar al real de a 8. No obstante, el término «peso» no aparece en el sistema monetario español hasta 1864, y es más exacto referirse al real de a 8 en el anterior sistema monetario.

En el mundo anglosajón en general, y en Estados Unidos en particular, el real de a 8 era conocido como Spanish dollar, pieces of eight o eight real coin. Existen diversas teorías de que el símbolo «$» del peso y el dólar tiene su origen en las bandas y columnas de Hércules del escudo español que aparece en el reverso del real de a 8. El símbolo de la S barrada es sustancialmente anterior a la acuñación de los columnarios. En los documentos españoles, la S barrada se usaba para indicar 'suma total'; sin embargo, por la diferente notación a la hora de anotar divisas, los ingleses creían que esa S barrada significaba 'peso' (peso fuerte, real de a 8, o peso de 8 reales). Para una cantidad de 2345 pesos, un documento español reflejaría «$ 2345 p.», pero un inglés entendería que el primer signo es el de la divisa, mientras que los españoles lo escriben después.[cita requerida]

Las primeras monedas de 8 reales fueron instituidas en la Corona de Castilla por la reforma monetaria de 1497, llevada a cabo por los Reyes Católicos.

Tras la conquista de México y Perú, los reales de a 8 se acuñaban en América con la denominación de real español y se transportaban a granel hacia España, haciendo este transporte un objetivo tentador para los piratas y corsarios del mar. Por otra parte, su uso también se extendió por el sudeste asiático, pues el Galeón de Manila transportaba periódicamente plata en monedas desde México hasta Manila, en las Filipinas, donde debía intercambiarse por mercancías chinas y filipinas en tanto la plata era la única mercancía extranjera que China aceptaba como pago. En el comercio oriental, los reales de a 8 españoles fueron a menudo estampados con caracteres chinos, que indicaban que se trataba de monedas originales.


8 reales de plata con el escudo de los Reyes Católicos, acuñado en Sevilla. Sin fecha pero posterior a 1497.
Moneda de Carlos III acuñada en la Ceca de Potosí en 1768. El real de a 8 más conocido es el Columnario de plata, en cuyas columnas de Hércules se inspiraron para crear el símbolo del dólar, $.
55 dólares estadounidenses (españoles) de 1779.