Reino de Italia (1861-1946)


El Reino de Italia (en italiano, Regno d'Italia) fue el nombre asumido el 17 de marzo de 1861 por el estado surgido tras la unificación nacional italiana (proceso que comenzó en 1848) liderada por Víctor Manuel II que se coronó Rey de Italia en 1861. La creación del Reino de Italia fue el resultado de los esfuerzos concertados de los nacionalistas italianos y monárquicos leales a la Casa de Saboya, reinante hasta ese momento en el estado predecesor al Reino de Italia, el Reino de Cerdeña, para establecer un reino unido que abarcara toda la península italiana.

Desde 1922 hasta 1943 se denomina Italia fascista, que es la época del gobierno del Partido Nacional Fascista con Benito Mussolini como jefe de gobierno. Precisamente su participación en la Segunda Guerra Mundial llevó a su desaparición tras celebrarse un referéndum en 1946 en el que el sistema republicano salió ganador con respecto al monárquico debido al descontento civil y al desprestigio de este durante la guerra.[cita requerida] Finalmente el 2 de junio de 1946 se proclamó la República Italiana, forma de estado de Italia hoy día.

Bajo la soberanía del Reino de Italia se constituyó un imperio colonial que comprendía amplios dominios en África oriental, en Libia y el Mediterráneo, así como Tianjin, en China (en este último caso de manera compartida con otras naciones europeas y con los Estados Unidos y Japón).

Tras las Revoluciones de 1848, el líder aparente del movimiento de unificación italiano era el revolucionario italiano Giuseppe Garibaldi, que era popular entre los italianos del sur y era famoso en todo el mundo por sus seguidores extremadamente leales. Garibaldi lideró los intentos republicanos de unificación en el sur de Italia, pero la monarquía del norte de Italia de la Casa de Saboya en el Reino de Cerdeña, cuyo gobierno era liderado por Camillo Benso, conde de Cavour, también tenía ambiciones de establecer un estado italiano unido, si bien el reino no tenía conexión física con Roma (ciudad vista por todos como la capital natural de Italia, pero que todavía era capital de los Estados Pontificios).

En 1849 se frustró un proyecto de confederación entre los distintos estados de la Península itálica (proyecto que apoyaban muchas personalidades prominentes en la política italiana de la época, desde el piamontés Massimo D'Azeglio hasta el toscano Bettino Ricasoli o el federalista lombardo Carlo Cattaneo), por el retiro del apoyo de, primero, las tropas pontificias, y después las tropas borbónicas, al entonces rey Carlos Alberto en la Primera Guerra de la Independencia Italiana.


Víctor Manuel II, primer rey
Camillo Benso
Giuseppe Garibaldi
Proceso de la Unificación italiana.
Mapa satírico de Italia, hecho por William Harvey, 1868.
Estampa donde se representa el Brigantaggio (bandolerismo) postunitario.
Estampa satírica sobre la cuestión romana.
Los aliados de la Triple Entente en verde hoja y las Potencias Centrales de la Triple Alianza en verde oliva.
El asesinato del rey.
Ilustración sobre la guerra ítalo-turca.
Propaganda italiana en la Primera Guerra Mundial.
Tropas alpinas italianas durante la primera guerra mundial.
Entrada de Gabriele D'Annunzio y su Legionari a Fiume, septiembre de 1919.
Los camisas negras en Bolonia, con Benito Mussolini al frente, en la "Marcha sobre Roma".
Benito Mussolini, líder de la Italia fascista
Armas grandes de la Casa de Saboya (1890-1946)
Estandarte real de Italia.
Estandarte del príncipe real de Italia.
Exposición de maquinaria en Turín 1898 durante el período de la primera industrialización.
Moneda de cinco liras de 1927.
Bandera de los gobernadores coloniales.
Imperio colonial italiano en 1940.