Reino de Portugal


El Reino de Portugal se inició en 1139, cuando Alfonso I se autoproclamó rey de Portugal independizandose el condado de Portugal del Reino de Galicia y por ello del Reino de León, y finalizó en 1910, tras casi ochocientos años de monarquía, con la proclamación de la Primera República Portuguesa.

En 806 se constituye el Primer Condado de Portugal que duró hasta 1071, con capital en la ciudad de Oporto, bajo la dinastía de Vímara Pérez, como un feudo del Reino de Galicia. En 1093, la dinastía Borgoña se consigue hacer con el poder del Segundo Condado de Portugal, en este periodo bajo la influencia del Reino de León. En 1139, el conde Alfonso I se proclama rey de Portugal y consigue la independencia del Reino de León, que este reconoce en 1143. En 1147, Portugal conquista la actual capital, Lisboa.

En 1179, el papa Alejandro III, a través de la bula Manifestis Probatum, reconoce a Portugal como un país independiente y como vasallo de la iglesia cristiana.

El ascenso al poder de Alfonso Enríquez en 1128 y su coronación como rey en 1139 empieza la Reconquista de los territorios ocupados por los musulmanes. Ocupa Santarém en 1148, Lisboa en 1147 Alcácer do Sal en 1158 y Évora en 1165. Sancho I consigue ocupar en 1189 la ciudad de Silves, capital del Reino del Algarve, y comienza una guerra contra Alfonso IX de León que finalizará con una tregua y la repoblación de grandes zonas del interior del país.

Alfonso II de Portugal continúa las disputas con el Reino de León pero se une en el año 1212 con los Reinos de Navarra, Castilla, Aragón y diversas órdenes militares para ganar la Batalla de Navas de Tolosa. Las disputas internas con sus hermanos y con el propio Alfonso IX de León trae su excomunión por el papa Honorio III. El país se mantiene en entredicho hasta la muerte del rey en 1223.

Sancho II firma la paz con León y derrota a los musulmanes en el Alentejo. Su hermano Alfonso III firma la paz con la Corona de Castilla gracias a su matrimonio con Beatriz de Castilla y consigue mantener el Algarve bajo poder portugués.


Pintura de la boda entre Juan I y Felipa de Lancaster en 1387.
Proclamación de Juan IV como rey de Portugal.
Huida de Juan VI y su familia desde el puerto de Belém.