Alemania Occidental


Alemania Occidental o Alemania del Oeste (en alemán, Westdeutschland), en el sentido político de la palabra, es el nombre no oficial con el cual es conocida en español la República Federal de Alemania (RFA; en alemán, Bundesrepublik Deutschland)[nota 2]​ desde su fundación, el 23 de mayo de 1949, hasta la reunificación alemana el 3 de octubre de 1990.[1]

En los inicios de la Guerra Fría, Alemania Occidental mantuvo una política de «una sola Alemania» a través de la Doctrina Hallstein, por la cual no reconocía la existencia de la República Democrática Alemana (RDA) como Estado independiente, ni tampoco a aquellos Estados que reconocieran a la RDA (con excepción de la Unión Soviética). Fue a partir de 1969, con la nueva "Ostpolitik" enunciada por el canciller Willy Brandt, cuando la RFA abandonó esta posición y se produjo un reconocimiento mutuo de los dos Estados alemanes. Esta situación de coexistencia de los dos estados continuó hasta la caída del muro de Berlín en noviembre de 1989. Un año más tarde se produjo la reunificación alemana. A partir de 1990 y hasta la actualidad, el país es más conocido por el nombre de "Alemania" que por su nombre oficial.

Durante la época de la Guerra Fría también se solía considerar a Berlín Occidental como parte de la RFA, pero políticamente estaba sometido a los acuerdos de Potsdam sobre partición y gobierno de los Aliados sobre Berlín, por lo que este territorio tenía un estatus especial.

Para distinguirla de su contraparte oriental, fue llamada Alemania Federal, nombre que también utilizaba en los Mundiales de Fútbol, la Eurocopa y los Juegos Olímpicos. Otro término empleado por los historiadores es República de Bonn (Bonner Republik), en alusión a la República de Weimar, mientras que al período posterior a la reunificación se lo conoce como República de Berlín.[2]

La «Alemania reunificada» es la continuación directa del Estado anteriormente llamado informalmente Alemania Occidental y no la sucesión a un nuevo Estado, ya que el proceso fue esencialmente un acto voluntario de adhesión: la República Federal de Alemania se amplió para incluir los seis estados adicionales de la antigua República Democrática Alemana. La república federal ampliada retuvo la cultura política de Alemania Occidental y continuó sus membresías existentes en organizaciones internacionales, así como su alineación de política exterior occidental y su afiliación a alianzas occidentales como la Organización de las Naciones Unidas, la OTAN, el G-7, la OCDE y la Comunidad Económica Europea.


Alemania Occidental (azul) y Berlín Occidental (amarillo), después de la adhesión del Sarre en 1957 y antes de que los cinco Länder de la RDA y Berlín Oriental, se unieran en 1990.
Un Volkswagen Beetle —símbolo del despegue económico alemán— en la cadena de producción, 1973.