Irlanda


Irlanda (en irlandés, Éire, pronunciado [ˈeːɾʲə]; en inglés, Ireland pronunciado /ˈaɪəɹlʲəndʲ/), conocida también por su descripción alternativa República de Irlanda (en irlandés, Poblacht na hÉireann; en inglés, Republic of Ireland)[5]​ para diferenciarla de Irlanda del Norte, es uno de los veintisiete Estados soberanos que forman la Unión Europea, que ocupa la mayor parte de la isla homónima. Su capital es Dublín, situada en el este de la isla. El país tiene una única frontera terrestre, con Irlanda del Norte, una de las naciones constitutivas del Reino Unido. La isla está rodeada por el océano Atlántico y tiene el mar Céltico al sur, el canal de San Jorge al sureste y el mar de Irlanda al este. Es una república parlamentaria con un presidente electo que ejerce de jefe de Estado. El jefe del gobierno, el Taoiseach, es nombrado por la Cámara Baja del Parlamento, la Dáil Éireann.

El moderno Estado irlandés consiguió su independencia efectiva del Reino Unido en 1922, tras una guerra de independencia que acabó con la firma del Tratado anglo-irlandés, mientras que Irlanda del Norte optó por permanecer en el Reino Unido. Fue cuando se inició el Conflicto de Irlanda del Norte, que aún perdura. Aunque en principio Irlanda fue un dominio dentro del Imperio británico, con el nombre de Estado Libre Irlandés, en 1931 se clarificó su completa independencia legislativa y en 1937 adoptó una nueva constitución y el nombre de Irlanda. En 1949 se eliminaron los deberes restantes de la figura del rey de Irlanda y el país se declaró una república. El Estado no tuvo relaciones formales con Irlanda del Norte durante la mayor parte del siglo xx, pero desde 1999 han cooperado en varias políticas en el marco del Consejo Ministerial Norte-Sur creado por el Acuerdo de Viernes Santo.

A principios del siglo xx, las medidas económicas proteccionistas debilitaron la economía irlandesa y por ello fueron desmanteladas en los años 1950. Irlanda se unió a la Comunidad Económica Europea en 1973. El liberalismo económico desde finales de los años 1980 resultó en una rápida expansión económica, particularmente entre 1995 y 2007, etapa en que Irlanda fue conocida como el Tigre Celta. En 2008 comenzó una crisis financiera sin precedentes que, unida a la crisis económica mundial, puso fin a dicha etapa de rápido crecimiento económico.[6]​ Sin embargo, dado que la economía irlandesa fue la que más creció en la UE en 2015, Irlanda vuelve a subir rápidamente en las tablas de clasificación comparando riqueza y prosperidad a nivel internacional.


Newgrange, uno de los pasajes funerarios del complejo Brú na Bóinne.
El Libro de Kells, realizado por monjes celtas hacia el año 800 d. C.
Un dibujo de 1521 de Alberto Durero de soldados irlandeses en las regiones bajas de la Irlanda celta.
Familia irlandesa siendo desalojada por el propietario de las tierras en 1879. El hambre y diversos conflictos arrasaron con el campo irlandés durante el siglo XIX.
Mural del holocausto de Irlanda en Ballymurphy
Éamon de Valera (1882–1975).
División de Irlanda tras el Tratado anglo-irlandés de 1921.
Edificios de Gobierno, Dublín.
Un Blindado APC MOWAG Piranha/Piraña del Ejército Irlandés.
Cuerpo de Tráfico de la Garda (Póilínú Bóithre - Garda Traffic Corps) en Dublín
Casa Iveagh (Iveagh House) sede del Departamento de Asuntos Exteriores de Irlanda (An Roinn Gnóthaí Eachtracha - Department of Foreign Affairs)
Fotografía por satélite de la isla de Irlanda procedente de la NASA, retocada para eliminar las nubes.
Diamante irlandés.
Pirámide de población de Irlanda.
St. Patrick's College, Irlanda
El Centro Internacional de Servicios Financieros en Dublín.
Eurozona.
Edificio del Banco Central de Irlanda (Banc Ceannais na hÉireann - Central Bank of Ireland)
Catedral de San Eunan y San Columba, Letterkenny
Reserva natural de Old Head Wood en el Condado de Mayo, Irlanda
Terminal 2 del Aeropuerto de Dublín.
Un shamrock o trébol de tres hojas típico irlandés.
Catedral de San Colmán, Condado de Cork, Irlanda
Castillo de Tullynally, Irlanda
U2, una de las bandas irlandesas más famosas de todos los tiempos.
Una pinta de stout, una rebanada de pan de soda y algo de mantequilla untada.
Estadio Croke Park, Dublín.