República de Nóvgorod


La República de Nóvgorod (en ruso, Новгоро́дская республика; tr.: Novgoródskaya respúblika) fue un extenso estado medieval que ocupaba territorios de la actual Rusia, desde el mar Báltico hasta los montes Urales, entre los siglos XII y XV. Su capital era la ciudad epónima de Nóvgorod.

Nóvgorod funcionó como la capital original del pueblo Rus hasta 882, cuando Oleg transfirió su administración a Kiev. Desde esta fecha hasta 1019-1020, Nóvgorod fue parte del Rus de Kiev. Los príncipes de Nóvgorod eran nombrados por el Gran Príncipe de Kiev (usualmente uno de sus hijos mayores). Nóvgorod era una especie de centro espiritual por la leyenda de haber sido la primera ciudad de Rus, y todavía posee las reliquias de las creencias tradicionales que precedieron al cristianismo y que hoy forman parte de la historia olvidada.

Nóvgorod jugó continuamente un importante papel en la política del Rus. Asistió a Vladímir I de Kiev, y más tarde fue fundamental en el acceso al trono de Yaroslav I el Sabio. Por eso, uno de las primeras acciones de este fue garantizar a los leales novgorodianos numerosas libertades y privilegios, que sentaron las bases para la futura República de Nóvgorod. Mientras todavía formó parte del Rus de Kiev, Nóvgorod se convirtió en un poderoso centro regional, ampliamente independiente, ya que la ciudad tenía un gobierno más participativo que el resto del Rus, y podía elegir a sus funcionarios locales. Aun así, fue parte muy importante del panorama político y cultural del Rus de Kiev.

Las tendencias de Nóvgorod a separarse del Rus de Kiev se manifestaron en la primera mitad del siglo XI. Los boyardos de Nóvgorod eran los principales promotores de la separación, con el apoyo de la población urbana que debía pagar tributo a Kiev y equipar a las tropas para sus campañas militares. En los primeros años del siglo XII, Nóvgorod empezó a invitar a diferentes Knyaz (príncipes) para gobernar la ciudad sin solicitar consejo o confirmación del Príncipe de Kiev. En 1136, los boyardos y los principales mercaderes obtuvieron la independencia política, al despedir al príncipe Vsévolod de Pskov, y en el siguiente siglo y medio fueron capaces de invitar y despedir a numerosos príncipes, aunque estas acciones se basaban en quién fuera el príncipe dominante de la Rus, y no en un pensamiento de independencia por parte de Nóvgorod.[1]


Nóvgorod dentro de la Rus de Kiev antes de su independencia.
Marfa Posádnitsa escoltada a Moscú (seguida por la Campana del veche), de Alekséi Kivshenko.