Revolución bolivariana


Revolución bolivariana es como se define el proceso político, ideológico y social del régimen en Venezuela desde 1998 con la elección de Hugo Chávez como presidente.[2]

Según sus partidarios, la revolución está basada en el ideario de Simón Bolívar, en las doctrinas de Simón Rodríguez —quien proponía que América Latina inventase su propio sistema político. Tiene como fin «impulsar el patriotismo hispanoamericano»[3][4]​ y «llegar a un nuevo socialismo». Chávez comenzó su Gobierno convocando a una Asamblea Constituyente en 1999, donde se redactó una nueva Constitución que cambiaría el nombre oficial del país a República Bolivariana de Venezuela.[2]

Según el discurso pronunciado y propuesto por el gobierno como una definición en el XVI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes (FMJE) expresa que es el tránsito y evolución de cuatro macrodinámicas autoimpuestas:

Detractores cuestionan el proceso y critican los métodos utilizados por el grupo de gobierno.[5][6]

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro, calificó al gobierno bolivariano de Venezuela de dictatorial y de «régimen de terror», en el que «el pueblo no tiene derechos».[7]​ Igualmente, organizaciones de derechos humanos como la fundación Freedom House, lo califican de país no libre.[8]

La escasez de productos básicos y largas filas en las tiendas[9]​ generaron desconfianza en el gobierno, además la falta de inversión y el deterioro de las infraestructuras públicas hacen que algunos la llamen fracaso revolucionario.[10]


El expresidente de Argentina Néstor Kirchner y Hugo Chávez en julio de 2004, ambos mandatarios estrecharon las relaciones bilaterales. Las buenas relaciones entre ambos conllevaron a la creación del canal pan-latinoamericano Telesur y otros proyectos en conjunto.
La caída del nivel de aceptación de Nicolás Maduro, generó un descenso del apoyo popular hacia la denominada revolución bolivariana.[23]