Roma


Roma es una ciudad italiana, capital de la región del Lacio y de Italia. Con una población de 2 815 951 habitantes,[3]​ es el municipio más poblado de Italia y la tercera ciudad más poblada de la Unión Europea.[4]​ Por antonomasia, se la conoce desde la Antigüedad como la Urbe (Urbs). También es llamada «La Ciudad Eterna» (en italiano, Città Eterna).

En el transcurso de su historia, que abarca tres milenios, llegó a extender sus dominios sobre toda la cuenca del Mediterráneo y gran parte de Europa, Oriente Próximo y África del Norte. Como capital de la República y del Imperio romano, llegó a ser la primera gran metrópolis de la humanidad,[5][6]​ centro de una de las civilizaciones antiguas más importantes. Influyó en la sociedad, la cultura, la lengua, la literatura, la música, el arte, la arquitectura, la filosofía, la gastronomía, la religión, el derecho y la moral de los siglos sucesivos.

Es la ciudad con la más alta concentración de bienes históricos y arquitectónicos del mundo;[7]​ su centro histórico delimitado por el perímetro que marcan las murallas aurelianas, superposición de huellas de tres milenios, es la máxima expresión del patrimonio histórico, artístico y cultural del mundo occidental.[8]​ En 1980, junto a las propiedades extraterritoriales de la Santa Sede que se encuentran en la ciudad y la basílica de San Pablo Extramuros, fue incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.[9][10]

Roma es el corazón geográfico de la religión católica, ciudad santa del catolicismo y destino de peregrinación (vías romeas) y también la única ciudad del mundo que tiene en su interior una entidad estatal autónoma: el enclave de la Ciudad del Vaticano, que se encuentra bajo el poder temporal del papa.[11]​ Por tal motivo se le ha conocido también como la capital de dos Estados.[12][13]

La descripción del Escudo de Roma está contenida en el primer artículo de los estatutos municipales:[21]

Otros símbolos de Roma, aparte del escudo municipal, son la loba capitolina, estatua de bronce que representa a la legendaria loba que amamantó a los dos gemelos Rómulo y Remo; el Coliseo, el anfiteatro más grande del imperio romano, reconocido, en el 2007, como una de las siete maravillas del mundo moderno (la única en Europa);[22]​ la Cupulota, la cúpula de la basílica de San Pedro en la Ciudad del Vaticano, que domina toda la ciudad y simboliza también al mundo cristiano.[23]​ El águila imperial ―efigie militar― fue símbolo de la ciudad durante la antigüedad;[24]​ también lo fue durante la Edad Media el león, animal emblemático de la supremacía.[25]


Las siete colinas
Vista aérea del centro de Roma
Imagen de satélite de Roma
Recreación de la Roma imperial.
La Muerte de César de Vincenzo Camuccini (Museo de Capodimonte)
La coronación de Carlomagno en la basílica de San Pedro de Roma el 25 de diciembre del año 800. Miniatura de las Grandes Crónicas de Francia, de Jean Fouquet (siglo XV).
El incendio del Borgo, un fresco de Rafael representado al papa León IV.
San Pedro y Castel Sant'Angelo (siglo XVIII), de Giuseppe Zocchi.
Piazza del Popolo en el siglo XVIII
Tanques estadounidenses pasan junto al Coliseo de Roma el 5 de junio de 1944, día de la liberación de la ciudad durante la Segunda Guerra Mundial.
SENATVS•POPVLVSQUE•ROMANVS, en el arco de Tito
La estatua de San Pablo, copatrono de Roma, de frente a la basílica de San Pedro de la Ciudad del Vaticano
Persona leyendo en Roma
Plano del Metro de Roma
Panteón de Agripa, actual iglesia de Santa María de los Mártires
Archibasílica de San Juan de Letrán.
San Pedro en la Ciudad del Vaticano.
La pirámide Cestia y la puerta de San Pablo.
El puente Sant'Angelo lleva al castillo del mismo nombre
El foro romano
El Jardín del Lago y el Templo de Esculapio en Villa Borghese.
Universidad de Roma La Sapienza, entrada principal de la sede central
Universidad de Roma III, Palacio Tommaseo
LUISS "Guido Carli", sede del rectorado
American University of Rome, campus
Pontificia Universidad Gregoriana, fachada
La sede de la FAO en la vía de las Termas de Caracalla