Runa


Runa, archivo para las ciencias del hombre, conocida simplemente como Runa, es una revista académica publicada por el Instituto de Ciencias Antropológicas (ICA) de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires (Argentina).

Esta revista publica trabajos de autores de Argentina y otros países que realicen investigaciones relacionadas con temáticas antropológicas, especialmente en relación con la antropología biológica, la antropología social, la etnología, la etnohistoria y el folklore. La revista tiene una dilatada historia como publicación académica argentina, y en el pasado también incluía trabajos de arqueología.[1]​ La revista tiene como objetivo fortalecer y propiciar el intercambio de resultados de investigaciones en el marco de las Ciencias sociales y humanas.[2]

Se trata de una revista de de acceso abierto, gratuita, revisada por pares con periodicidad semestral que publica diferentes tipos de trabajos, principalmente artículos originales, trabajos procedentes de conferencias, entrevistas a destacados investigadores, traducciones de trabajos de interés, comentarios o reseñas de libros y debates académicos puedan constituir avances en las discusiones teóricas del momento. Principalmente se editan trabajos en español, aunque también pueden publicar en portugués, siempre y cuando cumplan con las normas y políticas de la revista.

La revista Runa comenzó a ser editada por el Instituto de Antropología en el año 1948,[1]​ inicialmente con periodicidad anual. En su primer número, el director de dicho Instituto, José Imbelloni presenta la revista con las siguientes palabras:

A las instituciones, laboratorios y especialistas de América y del Mundo consagrados a las Ciencias del Hombre, se propone hacer llegar por medio de esta publicación su voz amistosa y solidaria el Instituto de Antropología que se ha fundado en la Facultad de Filosofía y Letras (Universidad de Buenos Aires) en 1.947 (Abril 15).No existe en este momento en la América del Sud órgano alguno dedicado a las Ciencias del Hombre, y es justo que del solar argentino surja la iniciativa de romper el silencio, por ser la Argentina la nación que desde mas de setenta años viene trabajando con mayor empeño en esta rama del saber, ya sea manteniendo cátedras y fundando institutos en sus universidades, ya editando tratados y monografías, ya organizando museos.[3]