Rusia europea


La Rusia europea, Rusia occidental o Rusia del oeste, es un término que se refiere a las zonas occidentales de Rusia que se encuentran dentro de Europa, y que comprende aproximadamente 3 960 000 km² (que suponen el 40 % de toda Europa y el 25 % del propio país) lo que la convierte en la nación más grande de dicho continente.

El término «Rusia europea» se utilizaba en el Imperio ruso para referirse a los tradicionales territorios eslavos orientales bajo el control ruso, en particular la moderna Bielorrusia y la mayor parte de Ucrania (Ucrania Dniéper).

Su frontera oriental está definida por los montes Urales y, en el sur, por la frontera con Kazajistán y el Cáucaso más al sur todavía. Todo el centro del poder económico y político de la Federación Rusa (incluyendo la parte asiática o Siberia) se maneja desde la parte europea. Las grandes industrias de manufacturas livianas, pesadas, militares y de alimentos, así como el turismo, tienen su movimiento principal en la parte europea, manejando el 90% de la actividad económica del país.

Aproximadamente el 77 % de toda la población rusa vive en la Rusia europea (alrededor de 110 millones de personas, de un total de 143 millones), con una densidad de 35 hab/km².[1]​ Sin embargo, el 75 % del territorio de Rusia se encuentra en Asia (zona denominada tradicionalmente Siberia) y tiene sólo el 23 % de su población con apenas 2,5 hab./km².[2]

Las mayores y más desarrolladas ciudades rusas, como Moscú, San Petersburgo, Nizhni Nóvgorod y Samara se encuentran en esta área.


Rusia europea dividida en sujetos federales y, en el recuadro menor, en distritos federales.
Localización de Rusia europea en el mundo.