Safo de Mitilene


Safo de Mitilene, también conocida como Safo de Lesbos o simplemente Safo, (en griego, Σαπφώ; en eolio, Ψάπφω) (Mitilene, Lesbos, ca. 650/610-Léucade, 580 a. C.) fue una poeta griega de la época arcaica. Más tarde los comentaristas griegos la incluyeron en la lista de los «nueve poetas líricos». Platón la catalogó como la décima musa.[1]

Acerca de la vida personal de Safo solo hay conjeturas. La mayoría de ellas provienen de interpretaciones de su obra poética, de la cual se cree que nos ha llegado menos del diez por ciento.

Safo nació en la isla de Lesbos. Se considera actualmente que nació en la ciudad de Ereso, pero antiguamente lo más aceptado y difundido era que había nacido en la ciudad de Mitilene.[4][5]​ Safo provenía de una familia noble.[6]​ Su madre se llamaba Cleis.[7][8]​ Su padre era un rico y próspero comerciante de vino[9]​ cuya fortuna y aristocracia provenía del saqueo a Troya[10]​ y que murió peleando en la guerra entre lesbios y atenienses por la posesión de Sigui.[11]​ A este se le atribuyeron varios nombres, pero lo más aceptado es que se llamaba Escamandrónimo.[12]​ Tuvo tres hermanos, Caraxo, Erigüio y Larico. Caraxo se casó con una hetera tracia cuando se dedicaba al comercio en Naucratis y Lárico fue copero en el ayuntamiento de Mitilene.[13][14]

Su acmé coincidió con el surgimiento de las polis griegas. En Lesbos gobernaba el tirano Mirsilo, luego de que Melacro fuera asesinado. Su subida al poder debió causar su destierro, junto con el de otros aristócratas que se habían opuesto a sus políticas. Safo fue exiliada en Siracusa (Sicilia) entre los años 605 y 591 a. C.[15]

Se cree que estuvo brevemente casada con Cérilas, un rico comerciante de Andros que murió pronto dejándole una inmensa fortuna.[16]​ Con él tuvo una hija a la que llamó Cleis, como su madre.[17][18]​ Todo esto, sin embargo, puede ser invento de la comedia ateniense, ya que en ningún poema sáfico se menciona al matrimonio.[19][20]

Hay tres interpretaciones de la Casa de las servidoras de las Musas: una sociedad llamada tíaso (θίασος) o asociación religiosa y cultural en honor de Afrodita y otros dioses; un lugar donde se educaba a las jóvenes nobles de Lesbos o un lugar de libertinaje, interpretación hecha desde un punto de vista moral ante la lectura de sus poemas.[21]​ Allí sus discípulas aprendían a recitar poesía, cantar, confeccionar coronas y colgantes de flores... A partir de sus poemas se interpreta que Safo se enamoraba de sus discípulas y mantenía relaciones con algunas de ellas.[22]​ Todo esto la ha convertido en un símbolo del amor entre mujeres.


Sappho, por Charles Mengin (1877).
Hidria del 440-430 a. C. de Safo leyendo un poema a sus amigos, en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas.
Safo saltando al mar desde el promontorio leucadio, por Théodore Chassériau, ca. 1840.
Safo de James Pradier expuesta en el Museo de Orsay.
Safo, por Soma Orlai Petrich (c. 1860)
Retrato de Safo, Palazzo Massimo alle Terme, Roma. Foto por Paolo Monti, 1969.