San Petersburgo


San Petersburgo (en ruso, Санкт-Петербург, Sankt-Peterburg pronunciado [sankt pʲɪtʲɪrˈburk] ( escuchar)), también llamada Petrogrado (Петроград) (1914-24) y Leningrado (Ленинград) (1924-91), es una ciudad rusa situada sobre la desembocadura del río Nevá en el golfo de Finlandia. Con 5 383 890 habitantes (2019) es la segunda ciudad más poblada e importante del país, solo superada por la capital, Moscú. Se la conoce también como la «Venecia del Norte», por sus numerosos canales.

Fue fundada por el zar Pedro el Grande el 27 de mayo de 1703 con la intención de convertirla en la «ventana de Rusia hacia el mundo occidental».[2]​ A partir de entonces se convirtió en capital del Imperio ruso durante más de doscientos años. Cuando estalló la Revolución rusa, la ciudad fue el centro de la rebelión. En marzo de 1918 la capital fue trasladada a Moscú. En enero de 1924, tras la victoria bolchevique, la creación de la Unión Soviética (1922) y el fallecimiento de Lenin (1924), San Petersburgo (en ese entonces llamada Petrogrado) cambió su nombre a Leningrado, en honor al dirigente comunista Lenin. Durante la Segunda Guerra Mundial, tuvo lugar el sitio de Leningrado, que duró 29 meses, en los cuales los alemanes bombardearon constantemente la ciudad y la bloquearon para que no pudiera abastecerse. Tras la derrota de Alemania en 1945, la ciudad fue nombrada Ciudad heroica por las autoridades soviéticas. Al desaparecer la URSS, con el consiguiente colapso del comunismo, la ciudad se renombró San Petersburgo y se ha convertido en un importante centro económico y político de la actual Rusia.

San Petersburgo es hoy en día la segunda ciudad más grande de la Federación Rusa y una de las más grandes de Europa. El centro de la ciudad y otros monumentos de sus alrededores son considerados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1990.[3]​ San Petersburgo es, además, sede de la Corte Constitucional de Rusia.

El nombre de San Petersburgo es de origen alemán y significa "ciudad de San Pedro". Pedro el Grande la nombró así en honor a su santo patrono, rechazando el de Petrograd, que los súbditos alemanes que había contratado para construir y trabajar en los astilleros y la ciudad quisieron darle en su honor.

La ciudad cambió de nombre varias veces: Se llamó Petrogrado (Петроград Petrograd, que significa ciudad de Pedro, adaptación al ruso del alemán Petersburg) entre 1914 y 1924, a raíz del conflicto con Alemania durante la Primera Guerra Mundial, y Leningrado (Ленинград Leningrad tras la muerte de Lenin) entre 1924 y 1991; y nuevamente San Petersburgo después de un plebiscito[cita requerida]. Coloquialmente, los peterburgueses y rusos en general llaman a esta metrópolis Petersburgo, de manera aún más familiar, Piter (en ruso: Питер)[cita requerida].


San Petersburgo fue, durante muchos años, capital del Imperio ruso.
Arquitectos franceses, alemanes e italianos colaboraron con colegas rusos de gran talento para producir “uno de los núcleos urbanos más espléndidos y armoniosos de Europa”.
Fortaleza de San Pedro y San Pablo.
La Revolución rusa de 1917 comenzó en San Petersburgo cuando los bolcheviques tomaron el palacio de Invierno.
El río Nevá fluye a través de gran parte del centro de la ciudad. Izquierda - la cúpula de la isla Vasilievski. Centro - río Nevá, Fortaleza de San Pedro y San Pablo y el Puente de la Trinidad. A la derecha - Embarcadero del Palacio con el Palacio de Invierno.
Invierno en San Petersburgo
Apartamentos de la era soviética en San Petersburgo.
Puerto de San Petersburgo.
Casa de la Moneda de San Petersburgo.
El museo Kunstkamera
Catedral de San Isaac.
La carretera de circunvalación pasa por el puente Bolshói Obújovski.
Interior de la estación Zvenigorodskaya del Metro de San Petersburgo.
Terminal 2 del Aeropuerto de Púlkovo.