Semiosis


La semiosis (del griego: σημείωσις, sēmeíōsis, derivación del verbo: σημειῶ, sēmeiô, «marcar») es cualquier forma de actividad, conducta o proceso que involucre signos, incluida la creación de un significado. Es un proceso que se desarrolla en la mente del intérprete; se inicia con la percepción del signo y finaliza con la presencia en su mente del objeto del signo.

En la concepción semiótica de Charles Sanders Peirce la semiosis resulta de la operación de tres elementos: el signo (representamen), el objeto y el interpretante. Para Peirce la semiótica es una vertiente de la lógica, por lo que todos los contenidos mentales son signos y todos los procesos mentales son procesos de semiosis. Peirce definió la semiosis como la acción o influencia que es o implica una cooperación de tres sujetos, a saber un signo, su objeto y el intérprete.[1]

Charles Morris en su libro Signos, lenguaje y conducta (1985:27), menciona que la semiosis es un proceso que implica tres factores "el vehículo sígnico, el designatum, y el interpretante ".[2]​ En opinión de Morris, la semiosis sucede cuando un determinado objeto o cosa adopta un significado en torno al sistema social y se convierte en signo.

A partir de las definiciones revisadas, podríamos definir la semiosis como el proceso de la asociación de signos en la producción de significación interpretativa.