Sensualidad


La sensualidad es la cualidad, facultad o habilidad que posee una determinada persona, la cual provoca o conlleva a una reacción emocional de otra,[1][2][3]​ la sensualidad se asocia a la personalidad y a la apariencia física,[4]​ alguien que es sensual muestra o expresa un gran gusto por los placeres físicos o la satisfaccion, especialmente los placeres sexuales,[5][6]​ si bien, en muchos casos ellos mismos no se dan cuenta, el magnetismo personal que se desprende de estas personas es muy envolvente y al entrar en contacto con ellas puede sentirse absorbido.

La sensualidad que se irradia proviene de dos fuentes diferentes; una se encuentra en el interior y la segunda en el exterior.

El poder sensual interior (facultad para emocionar o erotizar) proviene de los pensamientos, de la energía sexual, de los sentimientos y del magnetismo personal, es decir, de la personalidad.

Se cree que la palabra sensual fue inventada por Milton (1641) en un intento deliberado de evitar los matices sexuales de lo sensual y la fonética proviene del Inglés medio tardío (en el sentido "sensorial"): del latín tardío sensualis, de sensus (ver sentido).[7]