Serguéi Koroliov


Serguéi Pávlovich Koroliov (en ucraniano, Сергій Павлович Корольов, en ruso, Сергей Павлович Королёв, pronunciación en ruso: /sʲɪrˈgʲej ˈpavɫəvʲɪtɕ kərɐˈlʲɵf/ ( escuchar), también transliterado como Koroliev o Korolev)[1]​ (Zhitómir, 30 de diciembre de 1906jul./ 12 de enero de 1907greg.[2]​ -Moscú, 14 de enero de 1966) fue un científico e ingeniero de cohetes y naves espaciales soviético, considerado como el fundador del programa espacial soviético. Bajo su liderazgo, se organizó y llevó a cabo con éxito, entre otros hitos: el primer misil balístico intercontinental, el R-7; el lanzamiento del primer satélite artificial de la Tierra, el Sputnik 1 (1957); el primer ser vivo en órbitar en el espacio, el perro Laika; el primer hombre en el espacio, Yuri Gagarin en el Vostok 1 (1961); la primera mujer en el espacio, Valentina Tereshkova (1963), la primera misión con varios tripulantes en la Vosjod 1 (1964) o el primer paseo espacial de Alekséi Leónov en la Vosjod 2 (1965).

A principios de los años treinta ya manda un grupo de ingenieros con los que consigue lanzar el primer cohete de combustible sólido soviético. En 1938 durante la Gran Purga, fue detenido y estuvo encarcelado durante casi seis años, incluidos algunos meses en un Gulag. Tras su liberación se convirtió en un reconocido diseñador de cohetes y una figura clave en el nacimiento y desarrollo del programa de misiles soviéticos. Nombrado desde 1946 como Diseñador Jefe de la oficina de diseño número 1 (ОКБ-1, actual RKK Energiya), miembro de la Academia de Ciencias de la Unión Soviética (1958), dos veces condecorado como Héroe del Trabajo Socialista (1956, 1961) y Premio Lenin (1957). Conocido en Estados Unidos y países aliados como El Diseñador Jefe, su nombre fue conocido sólo tras su muerte como protección ante posibles intentos de asesinato de Estados Unidos durante la Guerra Fría.[3][4]

Koroliov nació en Zhitómir (gobernación de Volinia), hoy capital del óblast homónimo de Ucrania, entonces parte del Imperio ruso. Sus padres, Maríya Nikoláyevna Moskalenko y Pável Yákovlevich Koroliov, se habían casado en un matrimonio concertado y la unión no resultó feliz. Tres años después del nacimiento de Serguéi la pareja se separó debido a dificultades económicas. Su madre le contó que su padre había muerto, pero más tarde averiguaría que Pável vivió hasta 1929. Los dos no se volverían a ver después la ruptura familiar, aunque Pável escribiría a Maríya para solicitar un encuentro con su hijo.


Koroliov a los mandos del Koktebel, planeador de su diseño, en los años 1930.
El cohete Vostok, en cuyo diseño participó Koroliov.
Serguéi Koroliov en un sello de Kazajistán.