Sichuan


Sichuan (Acerca de este sonido [sɨ̂tʂʰwán] ; en chino tradicional y simplificado, 四川省; pinyin, Sìchuān Shěng; Wade-Giles, Ssŭ4-ch῾uan1 Shêng3; transcripción antigua, Se-chuan,[1] Szechuan o Szechwan; literalmente, ‘cuatro ríos’ o ‘cuatro caminos’; antiguamente también denominada «China Occidental» por las misiones protestantes) es una provincia sin salida al mar del suroeste de China que ocupa la mayor parte de la cuenca de Sichuan y la parte más oriental de la meseta tibetana, entre el río Jinsha al oeste, los montes Daba al norte y la meseta de Yungui al sur. La capital de Sichuan es Chengdu. La población de Sichuan es de 83 millones de habitantes. Sichuan es vecina de Qinghai al noroeste, Gansu al norte, Shaanxi al noreste, Chongqing al este, Guizhou al sureste, Yunnan al sur y la Región Autónoma del Tíbet al oeste.

En la antigüedad, Sichuan albergaba los antiguos estados de Ba y Shu. Su conquista por parte de Qin la fortaleció y preparó el camino para la unificación de China por parte de Qin Shi Huang bajo la dinastía Qin. Durante la época de los Tres Reinos, la Shu de Liu Bei tenía su sede en Sichuan. La zona fue devastada en el siglo XVII por la rebelión de Zhang Xianzhong y la posterior conquista manchú, pero se recuperó para convertirse en una de las zonas más productivas de China en el siglo XIX. Durante la Segunda Guerra Mundial, Chongqing fue la capital temporal de la República de China, lo que la convirtió en el foco de los bombardeos japoneses. Fue una de las últimas zonas del continente capturadas por el Ejército Popular de Liberación durante la guerra civil china y fue dividida en cuatro partes de 1949 a 1952, con Chongqing restaurada dos años después. Sufrió gravemente durante la Gran Hambruna China de 1959-61, pero siguió siendo la provincia más poblada de China hasta que el municipio de Chongqing volvió a separarse de ella en 1997.

Los chinos Han de Sichuan hablan una forma única de mandarín, que tomó forma durante la repoblación de la zona bajo los Ming. Esta familia de dialectos la hablan actualmente unos 120 millones de personas, lo que la convertiría en la décima lengua más hablada del mundo si se contara por separado. El clima cálido y húmedo de la zona hizo que durante mucho tiempo la medicina china abogara por los platos picantes; la pimienta autóctona de Sichuan ayudó a formar la cocina moderna de Sichuan, cuyos platos -como el pollo Kung Pao y el tofu mapo- se han convertido en platos básicos de la cocina china en todo el mundo.

En 1950, la provincia de Xikang se disolvió y su territorio se dividió posteriormente entre la recién creada Región Autónoma del Tíbet y la provincia de Sichuan. La parte occidental y noroccidental de Sichuan está formada por zonas autónomas tibetanas y qiang.


Cabeza de bronce de Sanxingdui, que data del reino Shu
Bombarderos japoneses bombardean una carretera china en Sichuan durante la Segunda Guerra Mundial
Tiendas en Jundao, una ciudad devastada por el terremoto de Sichuan de 2008
Calle comercial en el centro de Chengdu
Entrada del centro comercial IFS Chengdu
Estación de tren en Chengdu
Bandeja de platos típicos de Sichuan
Atrio central de la biblioteca de ingeniería en el campus de la Sichuan University