Sicilia


Sicilia es una de las veinte regiones que conforman la República Italiana. Con capital en Palermo, tenía una población de 5 088 889 habitantes en 2013. Es la cuarta región más poblada del país —tras Lombardía, Lacio y Campania— y con 25 833 km², la más extensa. Es además la isla mayor y más poblada del Mediterráneo. Es una de las cinco regiones con estatuto especial del país.

Separada de la península itálica por el estrecho de Mesina, forma parte de la llamada Italia insular, y se trata de la isla de mayor tamaño del Mediterráneo y de la séptima isla más grande de Europa. Forman parte de la región también varias islas más pequeñas: los archipiélagos de las islas Eolias al nordeste, las islas Egadas al oeste, las islas Pelagias al suroeste, y las islas de Pantelaria al sur y Ustica al noroeste.[1]

Sicilia es la única región italiana que cuenta con dos ciudades entre las diez más pobladas del país: Palermo, quinta, y Catania, décima ciudad metropolitana del país. La isla es considerada un importante destino turístico de Europa, cuyos orígenes pueden retrotraerse al siglo XVIII, cuando la popularización que le supuso el Viaje a Italia de Goethe la convirtió en una etapa obligada del Grand Tour, el viaje educativo y de ocio que los jóvenes aristócratas europeos, en buena parte británicos, realizaban como culminación de sus estudios antes de ingresar en la edad adulta. La universidad más antigua de la isla es la de Catania, fundada en 1434.

En latín, esta isla de forma triangular ubicada al sur de Italia se llamaba Trinacria (triangular). Sin embargo, el nombre se debe a que anteriormente los griegos la llamaban Sikelia, debido a que la tribu nativa eran los sículos (Σικελοί /sikeloi/ en griego).

La isla de Sicilia ha estado habitada desde la Prehistoria. De la época del Paleolítico quedan restos en el litoral septentrional (Trápani), y del neolítico en lugares como Termini Imerese. En el III milenio a. C. los sicanos, de cultura neolítica, habitaron la isla.[2]​ Los sículos, que dominaban ya el cobre, se asentaron a mediados del II milenio a. C.

En la época de las colonizaciones antiguas, Sicilia había sido ocupada por los fenicios hacia el siglo IX a. C.. En el siglo siguiente, fue colonizada por los griegos, que fundaron varias ciudades de importancia. La principal fue Siracusa (733 a. C.), y también Catania (siglo VIII a. C.). En el siglo V a. C. empezó la penetración cartaginesa en la isla. Los tiranos de Siracusa, como Dionisio el Viejo, Dionisio el Joven o Dion, y el déspota benévolo Timoleón convirtieron a Sicilia en un próspero imperio propio, hasta el punto de que Siracusa llegó a ser una de las ciudades más importantes de toda Grecia.


Templo de la Concordia, Agrigento.
La Expedición de los Mil. La partenza da Quarto (c. 1860).
Mapa físico de Sicilia
La Rocca Salvatesta desde Fondachelli-Fantina, montes Peloritanos
Paisaje del interior de la isla
Paisaje veraniego
Palermo, principal ciudad de Sicilia.
Divisiones administrativas de Sicilia
Campos cultivados
Tiendas de souvenirs en los alrededores del monte Etna
Jarrón de cerámica de Caltagirone.
Cartel en italiano