Siros


Siros o Siro[1]​ (en griego, Σύρος, Síros, AFI: [ˈsiɾos]) es una pequeña isla de Grecia situada en el archipiélago de las Cícladas, en aguas del mar Egeo, y en ella está Hermúpolis, la capital de la periferia de Egeo Meridional y de la antigua prefectura de las Cícladas, construida en el lugar donde, en la antigüedad, se hallaba una ciudad que se denominaba con el mismo nombre de Siros.

En la época medieval, la isla, al igual que el resto de las Cícladas, fue ocupada por la República de Venecia, y la mayor parte de los habitantes se convirtieron a la religión católica. (La población de Siros conserva en la actualidad un porcentaje considerable de católicos en relación con el resto de Grecia, país mayoritariamente ortodoxo).

Debido a la importancia de su puerto marítimo, Siros fue una de las islas que más refugiados recibió tras las diversas guerras de Grecia con Turquía, sobre todo en 1922, tras la ocupación de Esmirna por los turcos (la llamada guerra greco-turca). Algunos de los refugiados microasiáticos trajeron a Siros su música popular que, enriquecida con otros elementos, convirtió a la isla en una de las cunas de la música rebétika. Siros fue la patria de Márkos Vamvakáris, para muchos el mayor compositor de rebético de todos los tiempos y el primero en grabar un disco de este género musical. Una de las canciones más famosas de Vamvakáris tiene precisamente por título La Francosirianí (es decir, la muchacha de Siros, una canción de amor conocida por todo griego; con el adjetivo "franco" hace referencia a su condición de católica).

Las excavaciones han revelado varios objetos, numerosas tumbas, vasos de cerámica, estatuillas, esqueletos y ruinas que datan de la Edad del Bronce y que prueban que la isla estuvo habitada desde esta época.

En la región de Kastrí y de Jalandrianí se han descubierto tumbas y pueblos de cultivadores que datan del cicládico; este es el período durante el cual se expandió la gran civilización de Siros-Keros. Siros era uno de los centros más importantes de las Cícladas.

Durante el siglo VI a. C. nació Ferécides, tío y maestro de Pitágoras. Tuvo una concepción del heliocentrismo y alcanzó su apogeo en Siros. La gruta donde vivía se puede visitar en Ano Meria.


Costa este de Siros.