Sistema de la Reserva Federal


El Sistema de la Reserva Federal (en inglés, Federal Reserve System, también conocida informalmente como Fed) es el banco central de los Estados Unidos.[4]​ Es un consorcio público-privado que controla la estructura organizativa en la cual participa una agencia gubernamental, conocida como Junta de Gobernadores del Sistema de la Reserva Federal, con sede en Washington D. C.[5]​ Así, algunos consideran esto como el aspecto público del sistema, y los 12 Bancos de la Reserva de todo el país el aspecto privado.[6]​ Está encargada de custodiar parte de las reservas de los "bancos miembros" estadounidenses: los federales, y los estatales asociados voluntariamente.[7]

La Junta de Gobernadores del Sistema de la Reserva Federal es una agencia gubernamental independiente, sin embargo está sujeta a la Ley de Libertad de Información (Freedom of Information Act). Como muchas de las agencias independientes, sus decisiones no tienen que ser aprobadas por el presidente o por alguna persona del poder ejecutivo o legislativo: son decisiones de carácter unilateral. La Junta de Gobernadores no recibe dinero del Congreso, y su mandato tiene una duración que abarca varias legislaturas. Una vez que el presidente designa a un miembro de la junta, este actúa con "independencia", aunque puede ser destituido por el presidente según lo establecido en la sección 242, Título 12, del Código de Estados Unidos.[8]

El Sistema de la Reserva Federal fue creado el 23 de diciembre de 1913 por la Ley de la Reserva Federal (Federal Reserve Act). Todos los bancos nacionales tuvieron que unirse al sistema. Los billetes de la Reserva Federal (Federal Reserve Notes) fueron creados para tener una oferta monetaria "flexible".[9][10]

El Sistema de la Reserva Federal controla el tamaño de la oferta monetaria llevando a cabo operaciones de mercado abierto, en donde la Fed se compromete a prestar o comprar cierto tipo de instrumentos financieros a participantes autorizados, este mercado es conocido como mercado primario. Todas las operaciones de mercado abierto en Estados Unidos son llevadas a cabo en el Open Market Desk en el Banco de la Reserva Federal de Nueva York. El propósito es mantener la tasa de fondos federales lo más cerca posible de la tasa planeada.

El Open Market Desk tiene dos herramientas para controlar la oferta monetaria: contratos de recompra (repurchase agreements) y transacciones permanentes (outright transactions).

La Reserva Federal se mantiene lejos del control político en la teoría, pero no tanto en la práctica. Si el objetivo es mantener la inflación en niveles moderados, se requiere elevar la tasa de interés.


Eccles Building, situado en la avenida de la Constitución en Washington D. C.