Somalia británica


La Somalia británica, conocida oficialmente como Protectorado de la Somalilandia Británica (en inglés, British Somaliland Protectorate) fue un protectorado británico en el norte del Cuerno de África. En 1960 se integró en Somalia.

El protectorado británico de Somalilandia estaba limitado al norte por el golfo de Adén. Al este limitaba con la Somalia italiana, según los límites fijados en el Convenio de 1894. Otro acuerdo anglo-italiano, de 19 de marzo de 1907, regulaba las relaciones entre ambas potencias coloniales en Somalia.[1]

Al sur limitaba con Etiopía. Esta frontera se modificó en 1897 de forma que el país africano recibió 38 000 km² adicionales de territorio frente al Convenio de 1894. Al oeste el protectorado británico limitaba con la Somalia francesa. La extensión territorial era de aproximadamente 178 000 km².[1]

Los habitantes del territorio eran inicialmente nómadas en su totalidad.[2]​ Durante el dominio británico aparecieron y se desarrollaron algunas poblaciones: Berbera contaba unos 30 000 habitantes en 1921, Zeila 7000 y Bulhar 7300.[1]

El territorio exportaba productos ganaderos (pieles y cueros, ganado vacuno, lanar y caprino) y materias de origen vegetal (gomas y resinas, especias).[2]​ Las importaciones incluían arroz, dátiles, azúcar y productos textiles.[1]

El principal puerto de la Somalia británica era Berbera. El puerto de Zeila fue perdiendo tráfico por la competencia de Yibuti, que tenía la terminal del ferrocarril de Adís Abeba.[2]


Somalia hacia 1911, con los territorios inglés, italiano, francés y abisinio.
Desembarco británico en 1941