Sri Lanka


Sri Lanka,[5][n. 1]​ oficialmente la República Democrática Socialista de Sri Lanka (en cingalés, ශ්‍රී ලංකා ප්‍රජාතාන්ත්‍රික සමාජවාදී ජනරජය, romanizado: Sri Lankā Prajathanthrika Samajavadi Janarajaya; en tamil, இலங்கை சனநாயக சோஷலிசக் குடியரசு, romanizado: Ilaṅkai caṉanāyaka cōṣalisak Kuṭiyarasu), es un país soberano insular ubicado en Asia del Sur, cuya forma de gobierno es la república semipresidencialista. Su territorio está organizado en nueve provincias y veinticuatro distritos.

La isla fue conocida en la antigüedad como «Lanka», «Lankadvīpa», «Simoundou», «Taprobane», «Serendib» y «Selan», llegando a ser denominada popularmente como la «isla de los mil nombres». Durante su colonización, la isla tomó el nombre de Ceilán, que se siguió utilizando posteriormente. Su particular forma y su cercanía a la India hicieron que se la llamase «La lágrima de la India».

Debido a su ubicación en el camino de las principales rutas marítimas, Sri Lanka es un vínculo naval estratégico entre el Asia occidental y el sudeste asiático, y ha sido un centro de la religión y la cultura budista de la antigüedad. Hoy en día es un país multirreligioso y multiétnico, en el que casi un tercio de la población es seguidor de religiones distintas al budismo, en especial el hinduismo, el cristianismo y el islam. La comunidad cingalesa es la mayoritaria. Los tamiles, que se concentran en el norte y el este de la isla, constituyen la minoría étnica más importante. Otras comunidades incluyen los musulmanes árabes, malayos y los burghers.

Famosa por la producción y exportación de canela, , café, caucho y coco, Sri Lanka cuenta con una progresiva y moderna economía industrial y el más alto ingreso per cápita en el Asia meridional. La belleza natural de Sri Lanka en sus bosques tropicales, playas y paisaje, así como su rico patrimonio cultural, la convierten en un destino turístico de fama mundial.

Después de más de dos mil años de gobiernos locales por reinos, partes de Sri Lanka fueron colonizadas por Portugal y los Países Bajos a partir del siglo XVI, antes de que el control de todo el país fuera cedido al Imperio británico en 1815. Durante la Segunda Guerra Mundial, Sri Lanka sirvió como una base importante para las fuerzas aliadas en la lucha contra el Imperio japonés. Un movimiento político nacionalista surgió en el país a principios del siglo XX, con el fin de obtener la independencia política, que fue finalmente concedida por los británicos después de las negociaciones de paz en 1948.


Fortaleza de la roca de Sigiriya, construida en el siglo V d. C., es hoy Patrimonio de la Humanidad.
Escudo colonial del Ceilán británico.
La ceremonia formal que marcó el inicio del autogobierno completo del país, el 2 de octubre de 1947, celebrada en el Salón conmemorativo de la Independencia.
El antiguo edificio del parlamento de Sri Lanka en Colombo, capital del país, hoy es la sede de la secretaría presidencial.
La suprema Corte de Sri Lanka.
El elefante de Sri Lanka. En 2011 se contabilizaron una población de 5879 ejemplares, más de lo esperado.[13]
El macaco de Sri Lanka (Macaca sinica) está presente en la mayor parte de la isla, pero se encuentra en condición de amenaza de extinguirse.
Moneda real de a 8 español utilizado por la Compañía Holandesa en Ceilán.
El World Trade Center de Colombo. En la foto también se ven la secretaría de la presidencia, el banco de Ceilán y el hotel Galadhari.
El Sri Dalada Maligawa o Templo del Diente de Buda, erigido en el siglo XVI, es el más importante del budismo en Sri Lanka.
El templo Nallur Kandaswamy de Jaffna es uno de los lugares sagrados del hinduismo en Sri Lanka.
El equipo nacional de críquet de Sri Lanka. El críquet es el deporte más popular del país.