Stavanger


Stavanger (Acerca de este sonido [stɑˈʋɑŋər] ) es una ciudad portuaria y municipio del sudoeste de Noruega, perteneciente a la provincia de Rogaland, de la cual es su capital. Es la cuarta ciudad del país más poblada[1]​ después de Oslo, Bergen y Trondheim y es el centro de la tercera aglomeración noruega.[2]​ Es la capital noruega del petróleo. Las actividades tradicionales de Stavanger son el transporte marítimo, la construcción naval y la industria conservera, aunque esta última ha perdido importancia con el paso de los años.

El nombre de la ciudad en nórdico antiguo era Stafangr. El origen del mismo ha sido discutido durante décadas, pero la interpretación más usual es que originalmente era el nombre de un entrante de mar, ahora llamado Vågen.

El primer elemento del nombre es stafr, que significa «bastón» o «rama». Esto podría referirse a la forma del entrante, pero también a la montaña Valberget (Staven es un nombre habitual para las montañas altas y empinadas en Noruega). La segunda parte de la palabra, angr, significa «entrante» o «bahía».

Hacia el año 1100, la ciudad se convirtió en un centro administrativo y comercial importante, al mismo tiempo que el rey Sigurd el Cruzado otorgó a la ciudad el rango de sede episcopal y mandó iniciar las obras de construcción de la catedral. Stavanger adquirió su titularidad de ciudad en el año 1125, en el momento de finalización de la catedral.[3]​ En 1536, con la reforma, el peso religioso de Stavanger decayó, y finalmente a principios del siglo XVII el obispado fue trasladado a la ciudad de Kristiansand.

La verdadera expansión de la región no se inició hasta el siglo XIX. Entre 1815 y 1870, gracias a la pesca del arenque, se estimuló la creación de una próspera industria conservera, generando un enorme crecimiento económico y poblacional. Stavanger creció, y pasó de ser una pequeña ciudad costera, a la cuarta ciudad más grande de Noruega, una posición que mantiene hoy en día. El arenque salado se exportaba a los países bálticos y los navíos mercantes regresaban a Noruega cargados de grano, lino y cáñamo.[4]

Stavanger es la capital de la industria petrolera Noruega. Fue a partir de mediados de la década de 1970 cuando la industria del petróleo se convirtió en el primer sector de actividad de la región. La mayor compañía petrolera de Stavanger es Equinor.


Los siete barrios de Stavanger.
Puerto de Stavanger.
Vista aérea del centro de la ciudad de Stavanger.
Carretera nacional 44
Museo noruego del petróleo.