Subfusil


La metralleta o subfusil es un arma totalmente automática, diseñada para disparar munición de pistola; es por tanto un arma de fuego larga de tiro automático con selección de disparo (semiautomático, automático y de ráfaga de dos o tres disparos) pero con un tamaño menor y con menor potencia de fuego y de corto alcance (unos 150 m como máximo), pensada para proporcionar gran cadencia de fuego en distancias cortas y espacios cerrados, cuenta con rieles para colocar accesorios (linternas, mira láser, miras, etc) y culatas fijas o plegable.[nota 1]

Se diferencia de una pistola ametralladora en que mientras esta es un arma corta (pistola), el subfusil es un arma larga, pensada para usarse preferentemente a dos manos y a menudo apoyando su culata en el hombro.

Esta arma en ocasiones ha aparecido mencionada como «subametralladora», en traducción totalmente literal del término en inglés para la misma (submachine gun).

La idea de un arma de pequeño tamaño pero más potente que la pistola, capaz de lanzar un chorro de balas en varias ráfagas para neutralizar al enemigo al asaltar una posición, nació en la Primera Guerra Mundial. Aunque el primer modelo fue el Villar-Perosa italiano, creado por Abiel Revelli como ametralladora ligera de apoyo, fueron los alemanes los que llevaron la idea específica al campo de batalla. Formaron en 1916 un cuerpo militar especializado, los Sturmtruppen (tropas de asalto). Estos soldados precisaban un arma de reducidas dimensiones para poder arrastrarse por el campo de batalla y las alambradas, pero que al mismo tiempo les diera gran potencia de fuego. El diseñador Hugo Schmeisser creó para ellos el primer subfusil de la historia, el MP-18 Schmeisser, alimentado por un cargador de 32 cartuchos de 9 mm, tosco, pesado, pero eficaz.

En la Segunda Guerra Mundial, todos los ejércitos habían copiado y mejorado la idea original, aunque en la guerra civil española se usaron los modelos Si35, TN35 de la casa STAR y los MP28 II. Los alemanes tenían los famosos MP38 y MP40 (incorrectamente llamados por muchos Schmeisser, a pesar de que Hugo Schmeisser no tuvo nada que ver en su diseño) ampliamente utilizados en las tropas de asalto. Los italianos tenían el MAB 38.

Ante el éxito del subfusil los ingleses crearon su Sten, un arma barata por estar realizada prácticamente con chapa estampada, producida por millones y empleada por los partisanos antifascistas de toda Europa que recibían por diversas vías armas de Gran Bretaña.


El Heckler & Koch MP5 es uno de los subfusiles más comunes entre las fuerzas policiales y militares.
Un Bergmann MP-18 con cargador TM08 "caracol".
El MP40 fue ampliamente usado por la Wehrmacht durante la Segunda Guerra Mundial.
Thompson 1928A1 (réplica) con cargador recto.