Túnel ferroviario de San Gotardo


El túnel ferroviario de San Gotardo es un túnel de 15 km de longitud ubicado en Suiza que atraviesa el Macizo de San Gotardo en los Alpes Lepontinos de norte a sur desde Göschenen hasta Airolo. En su momento, fue el túnel más largo del mundo, con 15 kilómetros de longitud.

La boca norte del túnel se encuentra en Göschenen, en el cantón de Uri, a 1.106 m s. n. m. y la boca sur en Airolo, en el Cantón de Tesino, a 1.142 m s. n. m.. El punto más alto de la infraestructura se halla a 8 km de la boca norte a 1.151 m s. n. m..

El túnel es de un solo tubo con dos vías (una para cada sentido de circulación). Los trenes tardan aproximadamente 11 minutos en atravesar el túnel.

El túnel fue construido entre los años 1871 y 1881 bajo la dirección del ingeniero suizo Louis Favre.

La obra tuvo grandes dificultades para terminarse por cuestiones financieras, técnicas, geológicas y de salud con el saldo de más de 10000 trabajadores muertos. El problema de salud que conllevaba la muerte de los trabajadores se debía al parásito Ancylostoma duodenale que se introducía en el organismo a través de los pies descalzos de los mineros provocándoles un cuadro caquéctico, conocido como "la caquexia de los mineros".

Las malas condiciones de trabajo llevaron a los obreros a hacer una huelga en 1875, que fue reprimida por el ejército suizo con el saldo de cuatro trabajadores muertos.