Tecnologías de la información y la comunicación


Tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) es un término extensivo para la tecnología de la información (TI) que enfatiza el papel de las comunicaciones unificadas,[1]​ la integración de las telecomunicaciones (líneas telefónicas y señales inalámbricas) y las computadoras, así como el software necesario, el middleware, almacenamiento, sistemas audiovisuales y producción audiovisual, que permiten a los usuarios acceder, almacenar, transmitir y manipular información.[2]​ Las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), son el conjunto de recursos, equipos, programas informáticos, aplicaciones, redes y medios; que permiten la compilación, procesamiento, almacenamiento, transmisión de información como: voz, datos, texto, video e imágenes (Art. 6 Ley 1341 de 2009).

Las TIC son un tema amplio y los conceptos están evolucionando.[3]​ Cubre cualquier producto que almacene, recupere, manipule, transmita o reciba información electrónicamente en forma digital (por ejemplo, computadoras personales, televisión digital, correo electrónico o robots).

Se pueden considerar las tecnologías de la información y la comunicación como un concepto dinámico.[4]​ Por ejemplo, a finales del siglo IX, el teléfono podría ser considerado una nueva tecnología según las definiciones actuales. Esta misma consideración podía aplicarse a la televisión cuando apareció y se popularizó en la década de 1950. Sin embargo, estas tecnologías hoy no se incluirían en una lista de las TIC y es muy posible que actualmente los ordenadores ya no puedan ser calificados como nuevas tecnologías. A pesar de esto, en un concepto amplio, se puede considerar que el teléfono, la televisión y el ordenador forman parte de lo que se llama TIC en tanto que se tratan de tecnologías que favorecen la comunicación y el intercambio de información en el mundo actual.

Después de la invención de la escritura, los primeros pasos hacia una sociedad de la información estuvieron marcados por el telégrafo eléctrico, seguido del teléfono y la radiotelefonía, la televisión e Internet.

Internet surgió como parte de la Red de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada (ARPANET), creada por el Departamento de Defensa de Estados Unidos y se diseñó para comunicar los diferentes organismos del país.

Posteriormente se crearon los correos electrónicos, los servicios de mensajería y las páginas web. A mediados de 1990 —en una etapa en que ya había dejado de ser un proyecto militar— cuando se abrió a la población en general y así surgió lo que se conoce Internet, ganando una gran popularidad u alrededor todo lo que conocemos como Tecnologías de la información y comunicación (TIC).[5]


Antiguo teléfono público de fichas de la década de los años 1960.
Antena de telefonía móvil.
Módem con tecnología 4G LTE (actualmente de mayor velocidad de datos).
Unidad móvil de una TV japonesa.
Dos teléfonos inteligentes: un Samsung Galaxy J5 (izquierda) y un iPhone 5s (derecha)
Televisor inteligente de Samsung
Una colección de varias consolas de videojuegos en un programa de juegos
Descripción gráfica del mundo interconectado
El símbolo arroba forma parte de todos los correos electrónicos y está especificada en la norma RFC 5321.[38][39][40]
Resultados de una búsqueda del término "eclipse lunar" en un motor de búsqueda de imágenes basado en la web
Computación en la nube, o «la nube»
Un control remoto Sharp Aquos, con un botón de Netflix.
Ilustración que muestra diversos iconos de algunos servicios de redes sociales populares.
Explicación gráfica de como funciona.
Educación expandida
Equipos electrónicos obsoletos.