Teogonía


La Teogonía (del griego Θεογονία Theogonía; lit. ‘origen de los dioses’) es una obra poética escrita por Hesíodo. Contiene una de las más antiguas versiones del origen del cosmos y el linaje de los dioses de la mitología griega.[1]​ Es una de las obras claves de la épica grecolatina. Se discute si debe fecharse en el siglo VIII o en el VII a. C.

La obra está construida a partir de géneros poéticos preexistentes que hasta el momento habían pertenecido a la tradición oral en Grecia: cosmogonías, teogonías, genealogías, catálogos y mitos de sucesión. Los tres primeros géneros pueden aparecer fundidos, vertebran la obra y están ordenados con un criterio aproximadamente cronológico. Los mitos de sucesión, a pesar de que pueden ser considerados como digresiones dentro de los bloques genealógicos, le dan sentido a toda la obra.[2]

Compositivamente el proemio no se distingue esencialmente de la estructura de otros proemios conservados, como los Himnos homéricos:[3]​ su estructura ternaria (anuncio del tema del himno, relato de algún episodio de la vida del dios celebrado, invocación de cierre pidiendo su favor) lo vincula a formas de la lírica.[4]

Aquí son mencionados un conjunto de deidades que representan elementos cósmicos, en forma genealógica.

puesto que aunque allí se mencionan deidades que representan elementos (como Océano, Hiperión, Rea), colectivamente aparecen dioses más antropomórficos que los anteriores: los Titanes, Cíclopes y Hecatonquiros.

Sigue un conjunto de genealogías en mera yuxtaposición, con importantes digresiones épicas que contienen el resto del mito de sucesión.[5]


Hesíodo, copia de un manuscrito original de la Teogonía, siglo XIV
Fresco que retrata la Titanomaquia, la guerra de los dioses
Genealogía de los Dioses Olímpicos.
La trinidad griega y la distribución de los reinos en la Tierra: Zeus (el Cielo), Poseidón (Mares y océanos) y Hades (Inframundo)
Constitución del Inframundo