Teoría


Una teoría (del griego theōría[1]​) es un sistema lógico-deductivo (o inductivo)[2]​ constituido por un conjunto de hipótesis, un campo de aplicación (de lo que trata la teoría, el conjunto de cosas que explica) y algunas reglas que permitan extraer consecuencias de las hipótesis. En general, las teorías sirven para confeccionar modelos científicos que interpreten un conjunto amplio de observaciones, en función de los axiomas o principios, supuestos, postulados y consecuencias lógicas congruentes con la teoría.

Es muy difícil explicar en detalle qué constituye una teoría a menos que se especifique el ámbito de conocimiento o campo de aplicación al que se refiere, el tipo de objetos a los que se aplica, etc. Por esa razón es posible formular diferentes definiciones de teoría según el contexto y el enfoque aplicado:

En general, las teorías en sí mismas o en forma de modelo científico permiten hacer predicciones e inferencias sobre el sistema real al cual se aplica la teoría. Igualmente, las teorías permiten dar explicaciones de manera económica de los datos experimentales e incluso hacer predicciones sobre hechos que serán observables bajo ciertas condiciones. Además, la mayoría de teorías permiten ser ampliadas a partir del contraste de sus predicciones con los datos experimentales, e incluso pueden ser modificadas o corregidas, mediante razonamientos inductivos.[4]

La ciencia se constituye y, sobre todo, se construye por la ampliación de ámbitos explicativos mediante la sucesión de teorías que, aún manteniendo su valor de verdad en su ámbito explicativo,[5]​ son falsadas por experimentos y reemplazadas o ampliadas por teorías posteriores.

La palabra deriva del griego θεωρειν,[1]​"contemplar" o más bien se refiere a un pensamiento especulativo. Al igual que la palabra especular, tiene relación con "mirar", "ver". Proviene de theoros (representante), formada de thea (vista) y horo (ver). De acuerdo con algunas fuentes, theorein era frecuentemente utilizado en el contexto de observar una escena teatral, lo que quizá explica por qué algunas veces la palabra teoría es utilizada para representar algo provisional o no completamente real.[6]

El término pronto adquirió un sentido intelectual y se aplicó a la capacidad de entendimiento, de "ver" más allá de la experiencia sensible, mediante la comprensión de las cosas y de las experiencias, comprendiéndolas bajo un concepto expresado en el lenguaje mediante las palabras.


La teoría de la relatividad es una teoría sobre el movimiento de los cuerpos en el espacio-tiempo, trata sobre las relaciones espacio temporales posibles para la interacción entre cuerpos físicos, y junto con algunas asunciones típicas de la mecánica clásica parte de algunas hipótesis nuevas concernientes a la velocidad de la luz y la naturaleza del espacio y del tiempo. El cono de luz mostrado en la figura es una consecuencia de la teoría que clasifica a los eventos físicos respecto a un observador de acuerdo con dicha teoría.
Portada de El origen de las especies donde se detalla por primera vez la teoría de la evolución, una teoría científica ampliamente aceptada en la actualidad.
Interpretación e representación como operaciones cognitivas duales. Representar formar un concepto o contenido mental a partir de una realidad, mientras que interpretar es asignar a un concepto o idea una realidad material relacionada con él.