Teoría general del empleo, el interés y el dinero


La Teoría general del empleo, el interés y el dinero se considera la obra más destacada del economista británico John Maynard Keynes.

En gran medida, creó la terminología de la moderna macroeconomía. Se publicó en febrero de 1936, en una época marcada por la Gran Depresión (1929-1932). El libro desencadenó una revolución en el pensamiento económico, comúnmente denominada la "Revolución Keynesiana", en la forma en la que los economistas pensaban en el fenómeno económico, y especialmente en la consideración de la viabilidad y conveniencia de la gestión del sector público del nivel agregado de la demanda en la economía.

En el libro de Keynes, «Ensayos en Persuasión», el autor recordó sus frustrados intentos por influir en la opinión pública durante la Gran Depresión, a comienzos de los años treinta. La "Teoría General" representó los intentos de Keynes para cambiar la opinión general en el pensamiento que existía en el entorno macroeconómico.

En resumen, la "Teoría general" de Keynes argumenta que el nivel de empleo en la economía moderna estaba determinado por tres factores: la propensión marginal a consumir (el porcentaje de cualquier incremento en la renta que la gente destina para gastos en bienes y servicios), la eficiencia marginal del capital (dependiente de los incrementos en las tasas de retorno) y la tasa de interés. El argumento clave en el pensamiento keynesiano es que ante una economía debilitada por la baja demanda (como por ejemplo, en una depresión), donde hay un problema desencadenante (dificultad en conseguir una economía que crezca vigorosamente), el gobierno (más genéricamente: el sector público) puede incrementar la demanda agregada incrementando sus gastos (aunque incurra en déficit público), sin que el sector público incremente la tasa de interés lo suficiente como para minar la eficacia de esta política.


Archivo:Russell Keynes Strachey 2.jpg
Keynes con Strachey y Russel
Imagen icónica de Dorotea Lange de la Gran depresión de los años 30
El Presidente Franklin D. Roosevelt era en cierto modo el destinatario principal de la obra.[cita requerida]
El patrón oro es un ejemplo de las ideas dominantes establecidas con el tiempo y lo suficientemente poderosas como para influir en el comportamiento de los hombres de poder.
Keynes pone el énfasis en el papel de la economía productiva, con preferencia sobre la economía financiera
Las propensiones de Keynes a consumir C y ahorrar S, como funciones de los ingresos Y.
Gràfico de Keynes de la eficiencia marginal del capital.
La cruz keynesiana
Keynes considera que la propensión al consumo es una función muy estable en términos de ingresos netos, que deberían ser suficientes para satisfacer los deseos de consumir y dinamizar la economía hasta el pleno empleo
Keynes considera que los gastos de armamento tienen un efecto dinamizador de la economía.
Miss Universo 2008, para Keynes los concursos de belleza son una metáfora eficaz del funcionamiento de los mercados de valores.
La curva de preferencia de liquidez. A la tendencia de la tasa de interés a un nivel muy bajo, tiende a volverse absoluta.