Tercera vía


En la política, la tercera vía[1]​ es el nombre que se ha dado a una variedad de aproximaciones teóricas y propuestas ideológicas[2]​ que, en general, sugieren un sistema económico de economía mixta, y el centrismo o reformismo como ideología. En la práctica política, estas posiciones rechazan la validez absoluta de las filosofías tanto del laissez faire como de la planificación económica socialista; promueven la profundización de la democracia, y enfatizan el desarrollo tecnológico, la educación, y los mecanismos de competencia regulada, a fin de obtener progreso, desarrollo económico, desarrollo social, y otros objetivos socio-económico-políticos igualmente importantes.[3]​Willi Noack al analizar las reformas económicas de 1948 en Alemania a las que denomina "el tercer camino" afirma que "en grandes rasgos, el concepto de la economía social (?) de mercado fue implementado en Bolivia en 1985".[4]

Dado que el término no se define específicamente, se puede hablar de "terceras vías" en el sentido amplio o en el más estricto de la palabra. La diferencia estaría en que el sentido amplio incorporaría cualquier proposición que buscara obtener o mantener una posición equidistante tanto del comunismo como del capitalismo, a través ya sea de una economía mixta o políticas que rechacen esas percepciones extremas. Sin embargo, no todas esas alternativas pueden ser catalogadas como progresistas sino también algunas deben ser definidas como fuerte o abiertamente reaccionarias.[5]

Consecuentemente, el análisis político moderno hace notar que la tercera vía no debe confundirse con el concepto tercera posición o tercerposicionismo opuestos tanto al liberalismo político como al conservadurismo y que no admiten su posicionamiento en el espectro político izquierda-derecha. La tercera vía se suele calificar, por el contrario, de centrista. No obstante, algunos críticos de la tercera vía han utilizado ese paralelismo de terminología.[6]

En la práctica política, los proponentes de la tercera vía en su sentido estricto van desde muchos que apoyan la socialdemocracia a aquellos que apoyan el socioliberalismo; incluiría también aquellos que proponen la economía social de mercado, proyecto que busca explícitamente ser un punto medio entre el liberalismo y el socialismo.

Los usos del concepto se encuentran en las propuestas de Karl Marx y sus seguidores, generalmente para negar que tal posibilidad exista. Para Marx, el capitalismo será destruido por las mismas fuerzas que lo crean y mantienen, siendo reemplazado por el socialismo: no hay alternativa o tercera posibilidad.


Logo del Partido Laborista que alude al Neolaborismo insturado en dicha colectividad.