Terremoto y tsunami de Japón de 2011


El terremoto y maremoto de Japón de 2011, denominado oficialmente por la Agencia Meteorológica de Japón como el terremoto de la costa del Pacífico en la región de Tōhoku de 2011 (東北地方太平洋沖地震 Tōhoku Chihō Taiheiyō-oki Jishin[5]?) o gran terremoto de Japón oriental (東日本大震災 Higashi-Nihon Dai-shinsai) del 11 de marzo de 2011, fue un terremoto de magnitud Mw = 9,1,[1][6]​ que creó olas de maremoto de hasta 40,5 m.[7]​ El terremoto ocurrió a las 14:46:23, hora local (05:46:23 UTC), del viernes, 11 de marzo de 2011. El epicentro del terremoto se ubicó en el mar, frente a la costa de Honshu, 130 km al este de Sendai, en la prefectura de Miyagi, Japón, a una profundidad de 29.9 km. El terremoto duró aproximadamente seis minutos, según los sismólogos.[2]​ El USGS explicó que el terremoto ocurrió a causa de un desplazamiento en proximidades de la zona de la interfase entre placas de subducción entre la placa del Pacífico y la placa Norteamericana. En la latitud en que ocurrió este terremoto, la placa del Pacífico se desplaza en sentido oeste con respecto a la placa Norteamericana a una velocidad de 83 mm/año. La placa del Pacífico se introduce debajo de Japón en la fosa de Japón, y se hunde en sentido oeste debajo de Asia.[1]

Fue el terremoto más potente sufrido en Japón hasta la fecha,[7]​ así como el cuarto más potente del mundo, de los últimos quinientos años, medidos o calculados con técnicas modernas.[8][9]​ Desde 1973, la zona de subducción de la fosa de Japón ha experimentado nueve eventos sísmicos de magnitud 7 o superior. El mayor fue un terremoto ocurrido en diciembre de 1994 que tuvo una magnitud de 7,8 con epicentro a unos 260 km más al norte. El evento del 11 de marzo de 2011 causó 15 899 muertos, 2556 desaparecidos y unos 6152 heridos.

Horas después del terremoto y su posterior tsunami, el volcán Karangetang en las islas Célebes (Indonesia) entró en erupción.[10]​ La NASA con ayuda de imágenes satelitales ha podido comprobar que el sismo pudo haber desplazado la isla de Honshu aproximadamente 2,4 m al este, y alteró el eje terrestre en aproximadamente 10 cm.[11]​ La violencia del terremoto acortó la duración de los días en 1,8 ms, según los estudios realizados por los JPL de la NASA.[12]

El terremoto principal fue posterior a una larga serie de terremotos previos, que comenzaron con un temblor de 7,2 MW el día 9 de marzo de 2011, aproximadamente a 40 kilómetros de distancia de donde se produjo el terremoto del 11 de marzo, y seguido de otros tres el mismo día de la catástrofe que excedieron los 6 MW de magnitud.[7]​ Un minuto antes del terremoto principal, el Sistema de Alerta de Terremotos, conectado a cerca de 1000 sismógrafos en Japón, envió una serie de avisos a los diferentes medios de comunicación japoneses alertando del peligro inminente. Se cree que gracias a estas alertas se pudieron salvar una gran cantidad de personas.[13]


Licuefacción de suelo, uno de los efectos dejado por el fuerte terremoto
Imagen de satélite de la NASA. En la imagen superior, las inundaciones provocadas por el tsunami, tomada el 14 de marzo de 2011; en la imagen inferior, la línea costera de Sendai, tomada el 26 de febrero de 2011.
Tiempo estimado de llegada del tsunami a las costas de América.
Pronóstico de distribución de la energía del maremoto producido por el terremoto de Sendai 2011 emitido por NOAA.
En Pichilemu Chile, todos los botes de pesca fueron trasladados a sectores más altos, al conocerse la alerta de tsunami.
Hundimiento del suelo y licuefacción del suelo cerca de la estación de tren Shin-Urayasu
Memorias y plegarias sobre las ruinas en Natori, en ellas se lee "Rezo por que tu alma descanse en paz".
Vista aérea del Tsunami en el norte de Sendai
Incendios en Tokio, a más de 350 kilómetros del epicentro del terremoto.
Vista de Sendai, inundada tras el terremoto y el posterior tsunami.
Fukushima en llamas tras el Tsunami
Un mapa de la red eléctrica de Japón dividida con los sistemas de 50 hertz y 60 hertz
Daños en las líneas de transmisión
Un fallo en el sistema de refrigeración de varios reactores de Fukushima I, provocaron una fusión del núcleo y fugas radiactivas. El gobierno japonés realizó una evacuación masiva y declaró zona de emergencia en la región.
Falla en una presa de Fujinuma
Líneas caídas en Ishinomaki
Barco y grúa dañados en un puerto de Sendai
Tren arrastrado por el tsunami de la estación de Onagawa
Efectos del terremoto en un supermercado en Chiba.
Animación del avance del tsunami, realizada por el NOAA