Theodor Herzl


Theodor Herzl, también conocido como Teodoro Herzl en países hispanos[1][2][3]​ (en hebreo, בנימין זאב הרצל‎, Binyamin Ze'ev Herzl; en húngaro Herzl Tivadar; Pest, 2 de mayo de 1860 - Reichenau an der Rax, 3 de julio de 1904), fue un periodista, dramaturgo, activista político y escritor austrohúngaro de origen judío, fundador del sionismo político moderno. Herzl creó la Organización Sionista y promovió la inmigración judía a Palestina en un esfuerzo por formar un estado judío. Aunque murió antes de su establecimiento, es conocido como el padre del Estado de Israel.

Si bien Herzl se menciona específicamente en la Declaración de Independencia de Israel y se lo conoce oficialmente como «el padre espiritual del Estado judío»,[4]​ es decir, el visionario que dio una plataforma y marco concretos y practicables al sionismo político, no fue el primer teórico o activista sionista; estudiosos, muchos de ellos religiosos como los rabinos Yehuda Bibas, Zvi Hirsch Kalischer y Yehuda Hay Alkalai, promovieron una gama de ideas proto-sionistas antes que él.[5][6]

Herzl nació en 1860 en el Reino de Hungría, en el condado de Pest (hoy la parte oriental de la ciudad de Budapest, que entonces constituía dos ciudades separadas), junto a la Gran Sinagoga de Budapest. Se crio en el seno de una familia judía germanoparlante originaria de la ciudad de Zemun, situada en la Frontera Militar (actual Serbia), representativa de la burguesía judía emergente en el Imperio austrohúngaro. Creció en un ambiente confortable, liberal y laico.

Estudió en una escuela judía hasta los diez años, cuando fue enviado a una escuela laica que tuvo que abandonar debido al antisemitismo existente en ella. De esta forma, fue matriculado en una escuela evangélica (protestante), en la cual no tuvo problemas con el antisemitismo, pues la mayoría de los alumnos eran judíos. A raíz de la prematura muerte de su hermana, Paulina, en 1878 la familia se trasladó a Viena, entonces capital del Imperio austrohúngaro, donde estudió (de 1878 a 1884[7]​) y obtuvo un doctorado de Derecho de la Universidad de Viena en 1884. Trabajó en esta profesión por un corto tiempo en Viena y en Salzburgo, pero después de un año se dedicó casi exclusivamente a la literatura, a la dramaturgia y al periodismo.

Durante su juventud frecuentó una asociación llamada Burschenschaft, que aspiraba a la unificación alemana, bajo el lema "Ehre, Freiheit, Vaterland" (Honor, Libertad, Patria) y sus primeros trabajos no se focalizaron en la vida judía. Herzl era un judío asimilado. Sus trabajos fueron novelas por entregas, descriptivas y no políticas.

Su primer empleo fue como empleado no asalariado de los tribunales de Viena y Salzburgo. Aspiraba a convertirse en juez, mas su condición de judío no se lo permitía. Más tarde combinó la práctica forense con su actividad como escritor, dramaturgo y periodista. Escribió también comedias de éxito para teatros vieneses.


Theodor Herzl en 1878, en sus años de periodista.
Theodor Herzl en Basilea en 1897.
Theodor Herzl en barco llegando a las costas de Palestina en 1898
Guardia de honor junto al ataúd de Herzl en Israel.