Tomás Lander


Tomás Lander (Caracas, Venezuela, 29 de diciembre de 17876 de diciembre de 1845) fue un periodista, politólogo, empresario, editor y político venezolano, que fue uno de los principales pensadores liberales venezolanos. Fundador de variedad de periódicos, su principal publicación y logro fue el periódico El Venezolano, una publicación seguidora de la corriente liberal, que fue la base del liberalismo venezolano decimonónico y de la creación del Partido Liberal venezolano, siendo así considerado como el «gran pensador liberalista venezolano».

Hijo de un acaudalado hacendado, Pedro Lander y de Doña Paula Acal, Tomás Lander tuvo la oportunidad de recibir enseñanzas de maestros particulares de renombre en la época, entre los que se cuentan Guillermo Pelgrón, Simón Rodríguez (quien también fuera maestro de Bolívar), Juan Bautista Vale y Ramón de La Peña. En el año 1809 Lander obtiene el grado de bachiller en Filosofía y Letras de la Universidad de Caracas, (Actual Universidad Central de Venezuela) a pesar de no continuar con sus estudios formales, el joven Lander se hizo proficiente en los idiomas francés e inglés, en los cuales leía los clásicos de la literatura renacentista

Tomás Lander, al haber sido educado por varios de los más ilustres pensadores venezolanos de su época, indudablemente tuvo una mentalidad eminentemente influenciada por las doctrinas de la Ilustración, del Liberalismo, heredera de la primera, y además ideas claramente democráticas y republicanas en formación, llegando a mantener contacto con Francisco de Miranda y múltiples otros pensadores y personajes.

Mas, aun cuando su pensamiento era ilustrado, Lander, se mantiene apartado de los conflictos bélicos causados por la Independencia de Venezuela, iniciada en 1810, y que conllevan a la formación de la Primera República de Venezuela inclusive, cuando la emancipación es evidente, era claro que Lander, desde luego apoyaba la independencia de su país, más lucía poco convencido o llamado a ingresar a una guerra, en la cual se confrontarían venezolanos, divididos por sus preferencias políticas, por lo cual permaneció, no neutral, más si apartado de la Guerra de Independencia venezolana.

Esta actitud de alejamiento, prevalece cuando decide salir del país, rumbo a las Antillas, en medio de la caída de la Segunda República de Venezuela a manos de los ejércitos realistas liderados por un sanguinario José Tomás Boves, que al final, destruye la república pero perece antes de reclamarla.


La batalla de Carabobo.
El movimiento separatista de la Cosiata, dirigido por José Antonio Páez, fue respaldado por Lander.
El Partido Liberal, utilizó como símbolo la bandera amarilla.