Toxicidad


La toxicidad es la capacidad de una sustancia química de producir efectos perjudiciales sobre un ser vivo, al entrar en contacto con él. Tóxico es cualquier sustancia, artificial o natural, que posea toxicidad (es decir, cualquier sustancia que produzca un efecto dañino sobre los seres vivos al entrar en contacto con ellos). El estudio de los tóxicos se conoce como toxicología.

Ninguna sustancia química puede ser considerada no tóxica, puesto que cualquier sustancia (Incluso el agua o el oxígeno) es capaz de producir un efecto tóxico si se administra la dosis suficiente. Esto queda representado en la famosa frase de Paracelso «solo la dosis hace al veneno». Todas las sustancias poseen toxicidad; sin embargo unas tienen mayor toxicidad que otras. La intoxicación es el estado de un ser vivo en el que se encuentra bajo los efectos perjudiciales de un tóxico.

El término toxicidad proviene del latín toxicus, que ha dado también en español el sustantivo tósigo, ‘veneno’. Ambos derivan del griego τοξικός (toxikós, ‘relativo al arco’), y este a su vez de τόξον (tóxon, ‘arco’, ‘flecha’).[1]​ El significado actual proviene de la expresión τοξικὸν φάρμακον (toxikón fármakon, ‘veneno [para aplicar] en las flechas’).[2]​ Proviene del mito de Hércules sobre las 12 pruebas que le impuso la diosa Hera; en una de ellas, cuando ha de matar a la Hidra de Lerna, una serpiente de nueve cabezas, Hércules empapa la punta de las flechas con la sangre de la Hidra, que es venenosa. Y de ahí, la relación entre arco y veneno de la palabra tóxico.

La toxicidad puede ser afectada por muchos factores distintos, como la vía de administración (por ejemplo si se es aplicada en la piel, ingerida, inhalada, inyectada), el tiempo de exposición, el número de exposiciones (solo una dosis única o múltiples dosis con el tiempo), la forma física de la toxina (sólida, líquida o gaseosa), la salud total de un individuo, y muchos otros. Pero varios de estos términos que solían describir estos factores se incluyen aquí:

El peligro de trabajar manipulando sustancias tóxicas se deriva principalmente del desconocimiento que puedan tener los trabajadores de los riesgos para la salud que tienen muchas sustancias químicas. Las sustancias químicas más nocivas que manipulan los trabajadores son de muy variada composición y de efectos muy diversos sobre la salud.


Vertido de petróleo en la costa.