Tracia


Provincias de Burgas, Sliven, Yambol, Stara Zagora, Haskovo, Plovdiv, Kardzhali, Pazardzhik y Smolyan (BUL)
Macedonia Oriental y Tracia (GRE)

Tracia (en búlgaro Тракия, Trakija; en griego Θράκη, Thráki; en turco Trakya) es una región histórica-geográfica del sureste de Europa, en la península de los Balcanes, al norte del mar Egeo, enclavada en Bulgaria, Grecia y la Turquía europea.

En su época, esta región histórica se extendía desde Macedonia hasta el mar Negro y desde el mar Egeo hasta el río Danubio. Ocupa la punta del sureste de la península balcánica y comprende el nordeste de Grecia, el sur de Bulgaria y la zona europea de Turquía. Sus límites han variado en diferentes períodos. Las montañas Ródope separan la Tracia griega de la Tracia búlgara y el río Evros separa la Tracia turca de la griega, denominadas en ocasiones «Tracia occidental» y «Tracia oriental», respectivamente.[1]

Las ciudades principales de la zona son Estambul (antes Constantinopla), Kallipolis, Edirne (antes Adrianópolis) y Tekirdag, todas ellas en Turquía. En la zona griega se distinguen Komotini, Xánthi y Alejandrópolis como las ciudades más grandes. En el área búlgara se destacan urbes como Plovdiv, Burgas y Stara Zagora. La región de Tracia es esencialmente agrícola, y en ella se producen tabaco, arroz, trigo, algodón, seda, aceite de oliva y frutas.

La palabra Tracia fue utilizada por primera vez por los griegos para referirse a las tribus tracias, del griego antiguo Thrake (Θρᾴκη),[2]​ que desciende de Thrāix (Θρᾷξ).[3]​ El nombre de Europa se refería primero a Tracia propiamente dicha, antes de que el término se extendiera enormemente para referirse a su concepto moderno.[4][5]​ La región podría haber sido nombrada por el principal río de la zona, Hebros, posiblemente del arg indoeuropeo "río blanco" (lo contrario de Vardar, que significa "río negro"),[6]​ Según una teoría alternativa, Hebros significa "cabra" en tracio.[7]

En Turquía, se la conoce comúnmente como Rumelia, Tierra de los Romanos, debido a que esta región fue la última parte del Imperio romano de Oriente que fue conquistada por el Imperio otomano.