Trienio Adeco


El Trienio Adeco, comprendido entre 1945 y 1948, se refiere al período histórico que inaugura una democracia representativa con sufragio universal en Venezuela. Este período representa de la Hegemonía Andina, entre 1899 y 1945, así como el inicio de Acción Democrática (AD) como primera fuerza política venezolana.

Aunque el aparato opresor de la dictadura de Juan Vicente Gómez estaba siendo desmontado lentamente por sus sucesores, los también militares y tachirenses, Eleazar López Contreras e Isaías Medina Angarita; en octubre de 1945, varios oficiales militares de graduación media y un grupo de militantes de Acción Democrática, dieron un golpe de Estado exitoso, dando inicio al Trienio Adeco.

Durante este período, Venezuela experimentó una mayor apertura democrática, eligiéndose una Asamblea Constituyente que elaboró la Constitución de Venezuela de 1947, y realizándose las primeras elecciones presidenciales universales, secretas y directas, resultando electo el novelista Rómulo Gallegos. No obstante, cabe resaltar la marginalización del poder que otras fuerzas políticas sufrieron de parte de AD, destacando Copei y el Partido Comunista, lo que ha generado que el mote «Trienio Adeco» sea preferido por los historiadores en lugar de «Trienio Democrático».

Este breve período democrático terminó en noviembre de 1948 bajo otro golpe de Estado militar, encabezado por Marcos Pérez Jiménez, junto con Carlos Delgado Chalbaud, que instauraron una dictadura militar. La democracia no volvería a Venezuela hasta que Pérez Jiménez fue derrocado en el golpe de Estado de 1958, dando inicio a un largo período de estabilidad constitucional y democrática.

Desde 1936, luego de la muerte de Juan Vicente Gómez, su sucesor a la presidencia, el general Eleazar López Contreras, dio mayores libertadas políticas a los venezolanos, restableciendo la libertad de prensa y liberando a una gran cantidad de presos políticos.[1]​ No obstante, se negó a legalizar el comunismo, y expulsó del país a 48 políticos que consideraba un peligro al orden establecido, incluyendo a Rómulo Betancourt.[2]​ López Contreras eliminó también la reelección presidencial inmediata, y redujo el período de gobierno a cinco años, aplicando la medida a él mismo, por lo que en mayo de 1941 entrega la presidencia de Venezuela al general Isaías Medina Angarita, quien también había sido elegido presidente de manera indirecta por el Congreso venezolano.


Estatua de Juan Vicente Gómez, dictador de Venezuela. Tras su muerte en 1935, las presidencias de Eleazar López Contreras e Isaías Medina Angarita se encargaron de realizar una apertura democrática de manera gradual.
Isaías Medina Angarita, presidente venezolano derrocado tras la Revolución de Octubre de 1945
Diógenes Escalante, posible sucesor de Medina Angarita tras un conceso político, pero que tuvo que declinar en vista de padecer de una enfermedad mental que lo inhabilitó, hecho que desencadenó una crisis política en ese entonces.
Líderes civiles del Trienio Adeco, de derecha a izquierda: Rómulo Gallegos, primer presidente electo de Venezuela; Rómulo Betancourt, presidente de la Junta Revolucionaria y luego ministro del Interior de Gallegos; y Eduardo Mendoza (con su esposa), ministro de Agricultura durante la Junta.