Trinidad y Tobago


Trinidad y Tobago, oficialmente la República de Trinidad y Tobago, es un país soberano insular ubicado en la región septentrional de América del Sur. Formado por las islas principales, Trinidad y Tobago, y otras numerosas y mucho más pequeñas, está situado a 130 kilómetros al sur de Granada y a 11 kilómetros de la costa del noreste de Venezuela.

Además, comparte fronteras marítimas con Barbados al noreste, Granada al noroeste y Venezuela al sur y al oeste.[4][5]​ En general, se considera que Trinidad y Tobago forma parte de las Antillas. Según algunas definiciones geográficas, Trinidad y Tobago también forman parte de las Islas de Barlovento y las Antillas Menores, mientras que otras definiciones lo consideran como parte del continente sudamericano.[6]

Trinidad estuvo habitada durante siglos por pueblos amerindios antes de convertirse en una colonia del Imperio Español, tras la llegada de Cristóbal Colón en 1498. El gobernador español José María Chacón la entregó a una flota británica al mando de Ralph Abercromby en 1797.[7]​ Durante el mismo periodo, Tobago cambió de manos entre colonos españoles, británicos, franceses y holandeses más veces que cualquier otra del Caribe. Trinidad y Tobago fueron cedidas a Gran Bretaña en 1802 en virtud del Tratado de Amiens como estados separados y unificados en 1889. Trinidad y Tobago obtuvo la independencia en 1962 y se convirtió en una república en 1976.[8]

Trinidad y Tobago tiene el tercer PIB per cápita más alto de América, según la paridad de poder adquisitivo (PPA), después de Estados Unidos y Canadá.[9]​ Está reconocida por el Banco Mundial como una economía de renta alta.[10]​ A diferencia de la mayoría de las naciones y territorios caribeños, que dependen en gran medida del turismo, la economía es principalmente industrial, con énfasis en el petróleo y los productos petroquímicos; gran parte de la riqueza de la nación se deriva de sus grandes reservas de petróleo y gas natural.[11]

Trinidad y Tobago es conocida por sus culturas africana e india, que se reflejan en sus grandes y famosas celebraciones de Carnaval,[12]Diwali[13][14]​ y Hosay, además de ser la cuna del steelpan,[15]​ el limbo y estilos musicales como el calypso, la soca, el rapso, el parang, el chutney y el chutney soca.[16]


Walter Raleigh asaltando un asentamiento español en Trinidad en 1595
Trabajadores indios recién llegados a Trinidad y Tobago.
Bandera colonial de Trinidad y Tobago, 1889–1958
La Reina Isabel II en los sellos de Trinidad y Tobago de 1953
Un soldado en la base aérea de Waller, alquilada por Gran Bretaña a Estados Unidos en la década de 1940.
Mapa geográfico de Trinidad y Tobago y países vecinos.
Mapa de Trinidad y Tobago del World Factbook de la CIA estadounidense.
El lago de la Brea, en el suroeste de Trinidad
La playa de Mayaro, en la zona sureste de Trinidad.
Trinidad y Tobago es un importante lugar de anidación de las tortugas laúd.
Paula-Mae Weekes
Presidenta
desde el 19 de marzo de 2018
Keith Rowley
primer ministro
desde el 9 de septiembre de 2015
Buque de la Guardia Costera trinitense.
Rose-Marie Antoine, abogada y profesora trinitense elegida Presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en 2015.[78]
Mapa de las regiones administrativas de Trinidad y Tobago.
Puerto de Puerto España.
Refinería de petróleo en Pointe-à-Pierre.
Sir Solomon Highway, la principal autopista de Trinidad.
La compañía aérea estatal Caribbean Airlines es la mayor de la región.
Trinidad y Tobago es un país completamente electrificado.
El murti de Hanuman, de 26 metros, en Carapichaima, destacado centro de la cultura hindú e indo-trinitaria; es la mayor estatua de Hanuman fuera de la India.
V. S. Naipaul, indotrinitario ganador del Premio Nobel de Literatura en 2001.
El steelpan se inventó en Trinidad.
Celebración del Diwali por la comunidad indotrinitaria.
Atletas de Trinidad y Tobago representando a su país en los Juegos Olímpicos Londres 2012.
Selección trinitense vs Estados Unidos en la Copa Oro 2019.