Uncas


Uncas (en algonquino Wonkus “zorro”) (c. 1588– c. 1683) fue un sachem (cacique) de los moheganos[1]​ que los convirtió en la principal tribu india regional del bajo Connecticut, gracias a su alianza con los colonos de Nueva Inglaterra contra otras tribus indias. Dio apoyo a los colonos en la Guerra Pequot de 1637. También se enfrentó al narragansett Miantonomo, y en 1675 ayudó a los ingleses contra los wampanoag.

A pesar de tener el mismo nombre, no tiene nada que ver con el personaje Uncas, que aparece en la novela El último mohicano, de James Fenimore Cooper, ya que este último se refiere a los mohicanos (o mahicanos), tribu algonquina más septentrional.

Uncas nació cerca del río Thames en el actual Connecticut, hijo del sachem mohegano Owaneco.[2]Uncas es una variante del término mohegano Wonkus, que significa "zorro".[3]​ Era descendiente de los principales sachems (caciques) de los moheganos, pequots y narragansetts. Owaneco presidía el pueblo conocido como Montonesuck. Uncas era bilingüe, aprendiendo mohegano y algo de inglés, y posiblemente algo de holandés.

En 1626, Owaneco consiguió que Uncas se casara con la hija del principal sachem pequot, Tatobem, para asegurarse una alianza con ellos. Owaneco murió poco después de este matrimonio y Uncas tuvo que someterse a la autoridad de Tatobem. Tatobem fue capturado y asesinado por los holandeses en 1633; Sassacus se convirtió en su sucesor, pero Uncas consideraba que era él quien merecía ser sachem.

La alianza de Owaneco con Tatobem se basaba en un equilibrio de poder entre los moheganos y los pequots. Tras la muerte de Owaneco, el equilibrio cambió a favor de los pequots. Uncas no estaba dispuesto a desafiar el poder de Tatobem, y sin embargo, comenzó a impugnar la autoridad pequot sobre los moheganos. En 1634, con el apoyo de los narragansett, Uncas se rebeló contra Sassacus y la autoridad pequot. Uncas fue derrotado y se convirtió en un exiliado entre los narragansetts. Pronto regresó del exilio tras humillarse ritualmente ante Sassacus. Sus fallidos desafíos hicieron que Uncas tuviera poca tierra y pocos seguidores, pero Uncas vio que los colonos puritanos recién llegados, aunque pocos, tenían mejores armas y eran valientes, así que empezó a desarrollar una nueva estrategia y alianza para trabajar hacia su objetivo final de convertirse en Gran Sachem.

Hacia 1635, Uncas entabló relaciones con importantes figuras de la Colonia de Connecticut. Se hizo aliado de confianza del capitán John Mason, sociedad que duró tres décadas y media y varias generaciones familiares subsiguientes. Uncas informó a Jonathan Brewster de que Sassacus planeaba atacar a los colonos en el río Connecticut. Brewster describió a Uncas como "fiel" a los colonos.[4]


Uncas y Miantonomoh.