Unión de Tribunales Islámicos


La Unión de Cortes Islámicas o Unión de Tribunales Islámicos (somalí: Midowga Maxkamadaha Islaamiga; árabe: اتحاد المحاكم الإسلامية Ittihād al-mahākim al-islāmiyya) es un grupo de tribunales de aplicación de la Sharia que se han unido como oposición al Gobierno Federal de Transición de Somalia, con Sharif Sheikh Ahmed como líder principal de las UCI o UTI. También es conocida como Consejo Islámico de las Cortes de Somalia, Consejo Islámico de los Tribunales de Somalia, Supremo Consejo de las Cortes de Somalia, o Supremo Consejo de los Tribunales de Somalia, mientras que medios occidentales comúnmente la nombran como islamistas de Somalia.

Durante algún tiempo tuvieron bajo control la mayor parte del territorio somalí no perteneciente a las autoproclamadas como independientes Puntland y Somalilandia, en el norte, y le apoyaba una vasta mayoría de su población, incluyendo la capital de Somalia, Mogadiscio, y muchas de las mayores ciudades del país (Jowhar, Kismaayo, Beledweyne, etc.). Sólo las más lejanas regiones interiores del sur estaban fuera de su control. En diciembre de 2006, las UCI perdieron una considerable porción de territorio después de derrotas en las batallas de Baidoa, Bandiradley y Beledweyne, replegándose a la capital, Mogadiscio, que abandonaron el 28 de diciembre sin conflicto, moviéndose desde el sur hacia Kismayo y permitiendo al GTS y a las tropas etíopes asumir el control la ciudad. Tras perder casi todo su territorio, se especula que utilizarán el estilo de guerra de guerrillas en contra del gobierno.

Tras la caída del gobierno somalí en 1991, un sistema basado en la sharia se convirtió en el principal sistema judicial, financiado por los honorarios que pagaban los litigantes. En poco tiempo, las cortes asumieron las competencias en educación y salud. Asimismo, actuaron como policías locales, siendo pagadas por empresarios locales para reducir el crimen. Las cortes islámicas asumieron el objetivo del descenso de los hurtos y de la venta de drogas, así como el descenso del desempleo y la prohibición de las películas pornográficas. Somalia es un país enteramente musulmán, y sus instituciones tienen un gran apoyo público. Los primeros años de los tribunales incluyeron equipos como Sheikh Ali Dheere, establecido en la ciudad norteña de Mogadiscio en 1994 y la corte Beled Weyene iniciada en 1996. Pronto vieron el sentido del trabajo a través de una comisión mixta para promover la seguridad. Este movimiento fue iniciado por cuatro de cortes - Ifka Halan, Circolo, Warshadda y Hararyaale - que formaron un comité para coordinar sus asuntos, y para intercambiar criminales de diversos clanes y además integrar las fuerzas de seguridad. En 1999 el grupo comenzó a afirmar su autoridad. Los partidarios de los tribunales islámicos y de otras instituciones se unieron para formar el UCI, milicia armada. En abril de ese año tomaron el control del mercado principal en Mogadiscio y, en julio, ocuparon el camino de Mogadiscio a Afgoi.


Extensión a lo largo de 2006.