VII milenio a. C.


El VII milenio a. C. comenzó el 1 de enero del año 7000 a. C. y terminó el 31 de diciembre de 6001 a. C.

En el séptimo milenio antes de la era común (entre el 7000 y el 6001 a. C.), la agricultura se difundió desde Anatolia (Turquía) a Bulgaria y Montenegro (Balcanes), pero no a Grecia ni Italia. La población mundial se mantuvo estable en alrededor de 5 millones de personas, las cuales vivían en todas partes del planeta en pequeñas tribus nómadas dedicadas a la recolección y la caza. En las comunidades agrícolas de Oriente Medio se logra domesticar a la vaca y se hace común el uso de recipientes de cerámica, difundiéndose su uso en Europa y el sur de Asia. Se producen los primeros adornos en metal (oro, plata y cobre).

En varios lugares del mundo siguen teniendo lugar las inmensas inundaciones que comenzaron en el 12000 a. C. y continuarán hasta el 5000 a. C.


Una excavación arqueológica en el área sur de la antiquísima aldea de Çatalhöyük.